Conflicto

El Gobierno se reunirá a las 17.00 horas con la Plataforma de transportistas para explicar el acuerdo con la CNTC

La plataforma lleva esta mañana a centenares de transportistas en una marcha a pie hasta las puertas del Ministerio de Transportes

Decenas de transportistas con una pancarta en la que pedían ayer la dimisión de la ministra de Tranportes en Lugo.
Decenas de transportistas con una pancarta en la que pedían ayer la dimisión de la ministra de Tranportes en Lugo.

El acuerdo entre Gobierno y Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) cerrado anoche debe dar pie al levantamiento del paro de transportistas en las carreteras de todo el país que lleva 12 días estrangulando a la cadena de suministros. Así lo entiende la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, tras concretar un paquete de medidas que pone en manos del sector 1.050 millones en ayudas y que incluye una rebaja de 20 céntimos por litro en el combustible desde el 1 de abril hasta el 30 de junio. Las ayudas serían prorrogables si para entonces persisten unos precios que el ministerio califica de coyunturales.

Pese a este plan contra la escalada del combustible, los convocantes de las movilizaciones, la Plataforma en Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera, insiste en mantener la protesa y exigir una negociación directa con la ministra. El colectivo lleva esta mañana a centenares de profesionales del transporte hasta las puertas del Ministerio, mientras que la titular,  Raquel Sánchez, ha señalado que mantendrá una reunión a las 17.00 horas con los representantes de la Plataforma convocante de los paros en el sector de los transportistas, con el objetivo de "explicar el contenido" del acuerdo. Pese a ello, insiste en que el interlocutor válido elegido por el propio sector del transporte es la CNTC que no reconoce la plataforma.

De momento, el presidente del colectivo, Miguel Hernández, ha calificado de "migajas y propinas" las concesiones del Ejecutivo, que ha subido su propuesta de ayudas desde los 500 millones de euros anunciados el lunes y que ya arropa con ello al transporte de viajeros y reparto de paquetería.

Para la plataforma es esencial ganarse un papel en representación de los autónomos y pymes del transporte de carga por carretera ante el Ministerio de Transportes. Esta asociación, calificada de minoritaria por el Gobierno, ha sido capaz de movilizar al 60% de los vehículos pesados que transitan el país al margen de lo que iba pactando la gran CNTC. La disputa entre ambos colectivos reside en que gran parte de las asociaciones que conviven bajo el paraguas de la patronal son empleadores o subcontratan a los pequeños transportistas que se sienten representados por la plataforma y que aseguran que son movidos a trabajar a pérdidas.

Para evitarlo, una de las reclamaciones del colectivo en paro es que se regule el observatorio de costes del transporte que articuló el año pasado a modo consultivo el propio ministerio de Transportes. Ese índice, al que pretenden vincular la subcontratación, no solo incluye el precio del combustible , sino que recoge el coste del seguro, el laboral, el mantenimiento y reparación de los vehículos o las cargas fiscales.

Bonificaciones y ayudas

De la rebaja por litro de gasoil, gasolina, gas y del adblue, 15 céntimos serán por parte del Estado y 5 céntimos por parte de las petroleras, lo que supondrá superar los 600 millones en bonificaciones. Desde el ministerio se estima un ahorro mensual de unos 700 euros por camión que funcione con gasóleo.

A ello se suman 450 millones de euros en ayudas directas al sector tanto de transporte de mercancías como de viajeros procedentes de los presupuestos públicos: la cuantía será de 1.250 euros por camión, 950 por autobús, 500 por furgoneta y 300 por vehículo ligero (taxis, VTC y ambulancias), con un límite de 400.000 euros como máximo por empresa.

El acuerdo incluye ampliar el plazo de los vencimientos de los préstamos ICO al sector, hasta 8 o 10 años y del período de carencia en 6 meses así como una nueva línea de crédito ICO con 12 meses de carencia. También se prevé duplicar el presupuesto para las ayudas al abandono a la profesión de transportista (de 10 a 20 millones de euros).

Pero una de las claves para convencer a pymes y autónomos del transporte está en la regulación del contrato de transporte para evitar el trabajo a pérdidas. En este sentido, el Gobierno se ha comprometido a trasladar un borrador de proyecto de ley para aplicar al sector del transporte "los principios de la ley de la cadena alimentaria". Se trata de evitar un abuso de la subcontratación e impedir que se abone por sus servicios un precio inferior al de sus costes.

Todas estas medidas entrarán en vigor el 1 de abril e irán recogidas en el decreto ley que prepara el Ejecutivo para el consejo de ministros del próximo martes 29 de marzo como parte de su plan de respuesta al impacto económico de la guerra en Ucrania.

Normas
Entra en El País para participar