Gran consumo

La recuperación de la cadena alimentaria llevará semanas tras el paro

El proceso será más lento en el sector primario y en la industria

Una mujer observa unas estanterías vacías de legumbres en un supermercado de Madrid.
Una mujer observa unas estanterías vacías de legumbres en un supermercado de Madrid.

La cadena alimentaria vive sus momentos de mayor tensión, con un sector primario con serios problemas para abastecerse de piensos y materias primas; una industria que, en ciertas zonas, empieza a paralizarse; y una distribución que intenta reponer sus lineales a marchas forzadas.

La vuelta a una actividad relativamente normal, una vez se desconvoquen los paros, no será inmediata, aunque el ritmo de recuperación será distinto entre los distintos agentes que componen la cadena alimentaria. Los que mádificultades tendrán serán agricultores y ganaderos, en definitiva el sector primario, al que llevará varios meses volver a un ritmo de actividad normal, como reconoció el miércoles el director general de Cooperativas Agroalimentarias Agustín Herrero.

El director general de Aecoc, José María Bonmatí, explica a este periódico que “la eficiencia de la cadena tardará en recuperarse”. “Para el consumidor, la sensación de recuperación será más rápida, en cuanto se libere el moviemiento. La distribución se esforzará para acabar con esa percepción de desabastecimiento”, analiza.

Pero más compleja será la situación en los primeros eslabones. “Esta situación, junto al acaparamiento que se está viendo por parte de los consumidores, ha roto las previsiones de producción de los próximos meses, con más dificultades en el sector primario”.

Desde FIAB descartan hacer cálculos sobre el ritmo de recuperación que tendrán las industrias del sector, ya que “cada caso es distinto y depende de cómo se desarrollen los acontecimientos en los siguientes días”. Lo que sí aseguran es que “la paralización de estos días se añaden nuevos costes en tiempo y dinero que supondría la reactivación del funcionamiento de las instalaciones, lo cual complica aún más a las empresas”.

Mientras tanto, se suceden las voces llamando a la responsabilidad de los consumidores mientras continúe la huelga. Organizaciones como OCU, Facua, o Cecu, entre otras, pidieron este jueves “calma y responsabilidad”. “Hacer acopio de productos puede generar consecuencias indeseables, como especulación, ansiedad y malestar en la ciudadanía”, apuntaron.

Según se explica desde el sector, la mayor presencia policial ha reducido los incidentes violentos relacionados con los piquetes y permiten una salida escoltada de camiones, aunque en algunas zonas, cobre todo en Galicia, continúan las dificultades.

Normas
Entra en El País para participar