Fraude IM Academy

La Policía desarticula una estafa piramidal que prometía "libertad financiera" a adolescentes invirtiendo en criptos

IM Academy captaba a jóvenes con la promesa de hacerles ricos invirtiendo en 'trading' y criptomonedas

Un agente de la Policía Nacional, junto a un vehículo policial.
Un agente de la Policía Nacional, junto a un vehículo policial. Europa Press

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que captaba a jóvenes bajo la promesa de hacerles rico invirtiendo en trading y criptomonedas. La organización captaba a estudiantes, algunos de ellos menores de edad, tanto en parques públicos como en eventos presenciales organizados en hoteles, utilizando técnicas de persuasión propias de organizaciones sectarias bajo la premisa de alcanzar la "libertad financiera". Fuentes policiales aseguran que se trataría de IM Academy, que ya había sido denunciada en 2021.

Según la investigación, tan solo el líder de la organización habría captado a 2.500 personas. Dos adolescentes captadas cuando tenían 17 años llegaron a abandonar el domicilio familiar para convivir con miembros de la organización.

En la operación han sido detenidas un total de ocho personas en varias provincias - Barcelona, Santa Cruz de Tenerife, Alicante, Madrid, Málaga y Tarragona- acusados de delitos de estafa, publicidad engañosa y pertenencia a organización criminal. La investigación policial arrancó hace un año tras una denuncia presentada por una asociación de víctimas de sectas. La investigación detectó la existencia de una academia de formación que desde 2019 captaba jóvenes, inicialmente en Barcelona y posteriormente en el resto del territorio nacional, con la supuesta intención de formarles en trading o negociación a corto plazo de criptomonedas y otros productos financieros.

En un primer momento, en el centro formativo se ofertaban cursos online en la negociación de productos financieros a corto plazo, prometiendo a estudiantes jóvenes ganar cuantiosas sumas de dinero sin trabajar. Sin embargo, una vez que estaban matriculados la enseñanza pasaba a tener un papel secundario y la organización se dedicaba a presionarles para captar a nuevos estudiantes conformando así una estafa de tipo piramidal.

La operativa consistía en un primer ingreso de 200 euros como inscripción en la escuela, al que se sumaba una cuota mensual de 150 euros. El siguiente paso consistía en captar a otras dos personas/alumnos, momento en el que la primera víctima dejaba de pagar la cuota mensual. Según la investigación, la trama ofrecía a sus víctimas guiones e instrucciones para abordar y persuadir a los nuevos y potenciales miembros.

Las pesquisas de los agentes permitieron averiguar que la plataforma formativa era la sucesora de otra sobre la que recaía una advertencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Además, el líder de la organización ya había participado en otras estafas piramidales y conocía a miembros de la cúpula directiva de la academia en otros países. También constataron el cambio de la denominación de la mercantil, para evitar que las potenciales víctimas pudieran vincular el nombre de la plataforma a una presunta estafa con una búsqueda rápida en la web.

 

 

Normas
Entra en El País para participar