Huelga de transportes

Danone cierra dos de sus fábricas y el sector vinícola sufre para abastecerse de vidrio

Las bodegas refieren dificultades para suministrar vino a sus clientes

Imagen de archivo de una fábrica de Danone en España
Imagen de archivo de una fábrica de Danone en España

La huelga de transportistas hace estragos en las industrias ligadas a la alimentación. Este miércoles, tal y como anticipó ayer, Danone ha comenzado con los cierres en sus fábricas españolas,que están sufriendo para abastecerse de materias primas para continuar con su actividad.

Como informan fuentes de la empresa, una de sus plantas de productos lácteos y otra de aguas han cesado este miércoles su actividad, y otras dos corren riesgo de tomar una decisión similar. En el resto, se sigue recogiendo leche y se mantienen unos servicios mínimos para el abastecimiento de materia prima. Las mismas fuentes indican que la compañía no maneja, en estos momentos, la aplicación de un ERTE en las fábricas que han cerrado.

Otro sector que constata dificultades para su funcionamiento es el vinícola.La Federación Española del Vino ha hecho público un comunicado en el que expresa su preocupación por el impacto que los paros empiezan a tener en las bodegas. En concreto, reportan "numerosos problemas a la hora de abastecerse de material auxiliar, especialmente de vidrio y otros elementos, pero también de poder distribuir el vino a sus clientes".

Lo que más preocupa es el suministro de vidrio, ya que "tras un periodo de menor demanda durante la pandemia, los hornos no han podido satisfacer plenamente la rápida reactivación de la demanda y ahora la huelga de transporte está complicando si cabe más la situación, hasta el punto de que existe riesgo de un parón en la actividad de la industria vidriera". Algo que "podría complicar mucho a las bodegas la posibilidad de hacer llegar sus productos a los canales de venta y atender a los pedidos internacion". A ello se suman las subidas de costes ligadas a la situación en Ucrania, "difícilmente asumibles en el medio plazo".

“Somos conscientes de lo complejo de la situación y de que no hay recetas mágicas e inmediatas, pero es preciso actuar con contundencia y rapidez para evitar que se deteriore aún más la situación”, ha señalado el director general de la FEV, José Luis Benítez.

Normas
Entra en El País para participar