Buffett compra un ‘mini-yo’ de Berkshire... porque puede

El precio que paga por la aseguradora Alleghany es mediocre, pero no hay alternativas atractivas

Warren Buffett, presidente y CEO de Berksire Hathaway.
Warren Buffett, presidente y CEO de Berksire Hathaway. AP

La primera gran compra de Warren Buffett en dos años no podía ser más Buffett. Berkshire Hathaway ha acordado comprar la pequeña aseguradora Alleghany por 11.600 millones de dólares en efectivo. Es básicamente un mini-yo de Berkshire, tanto en cultura como en estrategia. Buffett ha firmado un acuerdo que solo él podría conseguir.

Las similitudes son obvias y deliberadas. El CEO, Joe Brandon, dirigió una de las filiales de reaseguros de Buffett. Su predecesor pasó casi dos décadas desarrollando conscientemente Alleghany a imagen de Berkshire, que evita los informes trimestrales, deja que sus negocios funcionen de forma independiente con unos pocos ejecutivos que asignan el capital desde arriba, y se centra en el valor contable por acción como su medida de valor, algo que, hasta hace poco, Buffett también hacía.

La diferencia: Alleghany es más barata, incluso con la prima del 25% que paga Berkshire. El precio de Buffett supone un múltiplo de 1,25 veces el valor en libros a finales de 2021, mientras en marzo de 2020 cotizaba a 1,35 veces. Berkshire lo hace a 1,5 veces. Así que el precio parece un poco mediocre.

Por otro lado, Alleghany nunca tendrá la escala de Berkshire. Mientras que el imperio de Buffett se hizo enorme en épocas como los ochenta, cuando los tipos eran altos y las valoraciones de las empresas bajas –condiciones ideales para un negocio que suscribe seguros y compra empresas con las primas–, Alleghany no tiene hoy esos vientos de cola. Además, el valor contable de ambas se verá erosionado por la caída de las valoraciones de las acciones que las aseguradoras mantienen en sus carteras. Así que el momento es bueno.

Los accionistas de Alleghany tienen un seguro en caso de que Brandon, al que Buffett llama “amigo desde hace mucho tiempo” y al que una vez comparó con Jack Welch, se arrepienta. Es libre de encontrar otro comprador, y no hay comisión de ruptura. Pero será difícil encontrar a alguien con miles de millones de sobra, con accionistas que le apoyen, con una cultura tan cercana y con el nombre de Buffett. El coste de hacer un trato con él es saber que siempre se lleva la mejor parte.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías