Crisis energética

El veto al petróleo ruso dispararía el precio a 300 dólares por barril, según Moscú

Los ministros exteriores de la Unión Europa tienen previsto examinar este lunes sanciones contra el sector ruso

Almacenes de Lukoil  en el puerto Rosenets Port cerca de la ciudad de Burgas, en la costa búlgara del mar Negro
Almacenes de Lukoil en el puerto Rosenets Port cerca de la ciudad de Burgas, en la costa búlgara del mar Negro AFP

El viceprimer ministro ruso, Alexandr Novak, advirtió este lunes de que la renuncia al petróleo ruso, que se debate en la Unión Europea como posible represalia a la campaña militar rusa en Ucrania, subiría los precios del combustible a 300 dólares por barril, con la posibilidad de un mayor aumento.

"Si hay renuncia (al crudo ruso), los precios subirán a unos 300 dólares, y algunos creen que a hasta 500 dólares", dijo Nóvak a los periodistas.

Nóvak opinó no obstante que actualmente es imposible renunciar a los hidrocarburos rusos, pero "estas declaraciones se hacen porque son importantes para los políticos".

"En todo caso, vamos a tratar de ampliar los suministros al creciente mercado de la región de Asia-Pacífico", dijo citado por la agencia Interfax.

El pasado 9 de marzo EEUU y Reino Unido anunciaron el veto de las importaciones de petróleo procedentes de Rusia, en rechazo a la campaña militar rusa en Ucrania.

Según el jefe de la diplomacia de los Veintisiete, Josep Borrell, los ministros exteriores de la Unión Europa tienen previsto examinar hoy sanciones contra el sector petrolero de Rusia por su "operación militar especial" en Ucrania.

El Kremlin advirtió horas antes de que un embargo europeo a las importaciones de petróleo ruso empeorará gravemente el mercado energético en Europa y "golpeará a todos".

 

Normas
Entra en El País para participar