Vodafone y las ‘low cost’ responden a Orange y MásMóvil con nuevas ofertas

Elevan los datos móviles y amplían la velocidad de la fibra, sin aumentos de precio

Buscan ganar más clientes en plena transición hacia la posible fusión

Usuaria de telefonía móvil.
Usuaria de telefonía móvil.

En los últimos días, Vodafone y algunos de los principales operadores low cost han lanzado nuevas ofertas comerciales. Unos movimientos con los que parecen responder al anuncio de la negociación entre Orange y MásMóvil para su posible fusión en España. La estrategia de estas compañías, en gran medida, se ha centrado en aumentar ampliamente el número de gigas móviles para sus clientes, duplicando o triplicando en muchos casos el tamaño de sus bonos, sin subidas de precios, o bien elevando la velocidad de la fibra óptica, también sin nuevas cargas para los usuarios.

En este sentido, Vodafone, a través de Lowi, su marca low cost, ha sido de las más activas. En pocos días, Lowi ha anunciado la mejora de las velocidades de fibra que ofrece en sus tarifas convergentes, de tal manera que los clientes de Fibra de 100 Mbps + Móvil con 10 GB de datos han pasado a navegar a 300 Mbps de velocidad de acceso, sin incremento en el precio. Casi en paralelo, Lowi ha regalado un nuevo bono de gigas gratis dentro del programa de fidelización LosdeLowi, con el que sus clientes podrán disponer de 20 GB de datos adicionales a los contratados en su tarifa.

Lowi se ha convertido en una de las vías de crecimiento de Vodafone en España en los últimos tiempos. Entre octubre y diciembre de 2021, la marca incorporó otros 83.000 clientes, y cuenta ya con un total de 1,4 millones.

A su vez, dentro de la marca Vodafone, la compañía ha renovado sus tarifas de móvil de prepago, aumentando los gigas móviles para los clientes, manteniendo los mismos precios. En algunos casos, el incremento ha supuesto casi triplicar los datos. La más barata, Prepago S, ha pasado de 10 a 20 GB, por 10 euros al mes, mientras que la más cara, Prepago XXL, ha aumentado de 55 a 150 GB, con llamadas ilimitadas en España, por 40 euros.

En la misma línea, Finetwork, que cuenta ya con más de 800.000 clientes, ha mejorado sus tarifas en los últimos días, ha comunicado un aumento de los gigas para navegar en sus tarifas de móviles y ha elevado la velocidad mínima del acceso con fibra en sus paquetes convergentes, de 100 Mbps a 300 Mbps.

La empresa comercializa tarifas móviles desde 6,90 euros al mes, con 15 GB y llamadas ilimitadas, hasta 19,90 euros, con 100 GB y llamadas ilimitadas. En el segmento convergente, Finetwork, que se ha apoyado en patrocinios deportivos de relevancia para mejorar el posicionamiento de su marca, comercializa tarifas fijo-móvil desde 29,90 euros, con fibra óptica a 300 Mbps y 10 GB en el móvil.

Pocos días antes del anuncio de Orange y MásMóvil, Digi anunció una amplia renovación de tarifas, tanto móviles como convergentes, con las que elevaba la presión a todo el sector. La compañía rumana low cost, que se ha consolidado como quinto operador con 2,97 millones de líneas móviles y más de 480.000 de fibra (será cuarto operador si hay fusión), amplió de forma drástica los GB de navegación, sin aumento de precio. Su tarifa de siete euros mensuales pasó de 5 a 7 GB, mientras que la más cara, de 20 euros, aumento de 40 a 100 GB.

En fibra está comercializando 1 Gbps, desde 20 euros al mes, en las zonas disponibles, que se pueden combinar con una tarifa móvil entre 5 y 12 euros mensuales, en función de los gigas contratados.

Nuevas ofertas

Fuentes del sector señalan que la presión comercial va a continuar, con nuevos movimientos de las distintas compañías, especialmente en este periodo de transición, primero hasta que Orange y MásMóvil cierren su acuerdo y, si es asi, hasta que la operación se cierre. Ambas telecos indicaron que el acuerdo se alcanzaría durante el segundo trimestre de 2022, mientras que su cierre, si se recibe luz verde de las autoridades de competencia, sería en el segundo trimestre de 2023.

Las operadoras quieren aprovechar este periodo de tiempo, con el posible freno en la actividad comercial de Orange y MásMóvil, para captar nuevos clientes.

Posibles efectos sobre la transacción

Bajadas. En el mercado ya se están analizando las condiciones que las autoridades de la competencia podrían imponer a Orange y MásMóvil para su fusión. Y la actual situación de competencia entre las operadoras también podría tener sus efectos. Según fuentes del sector, una consecuencia importante de este escenario de renovada presión comercial de las operadoras low cost sería que la competencia no se va a ver afectada de manera relevante con la posible fusión de Orange y MásMóvil, porque los precios siguen bajando.

Condiciones. Una segunda consecuencia, en su opinión, sería que, al mantenerse la competencia en el sector, la necesidad de posibles remedies para aprobar la transacción por parte de las autoridades de la competencia, posiblemente de la Comisión Europea, debería ser menor.

Evolución. España es considerado el país más competitivo de Europa en telecomunicaciones, incluso por delante de Italia. Desde el inicio de la liberalización del mercado, en el año 1998, el sector acumula una caída de precios superior al 26%, mientras que el IPC general sube en el mismo periodo en torno a un 51%.

Normas
Entra en El País para participar