Año récord para el cava: vende 238 millones de botellas

El 71% de las ventas de la DO Cava se producen en mercados internacionales

El volumen de negocio de esta categoría de vinos espumosos ronda los 2.000 millones de euros

La DO Cava agrupa a más de 350 bodegas.
La DO Cava agrupa a más de 350 bodegas. GETTY IMAGES

Buen año para el cava. A pesar de las dificultades económicas de 2021, la DO Cava tuvo un ejercicio récord, con un crecimiento del 17,34% alcanzado un volumen de expediciones, esto es, producto terminado con marchamo, de 252 millones de botellas. De estas, se vendieron 238 millones frente a los 209 millones de botellas que se despacharon y los 215 millones de botellas que se certificaron en 2020. El volumen de negocio de la industria del cava ronda los 2.000 millones de euros, según detalla Javier Pagés, presidente de la DO Cava.

Estas cifras, “demuestran el interés por el cava, además de la solidez y el trabajo de muchos años, algo que ninguna denominación de origen tiene porque el cava es aceptado en 140 países, que es en los que estamos presentes y contribuyen a la cifra de negocio”, explica Pagés.

En este sentido, apunta que se trata de un vino universal, ya que el 71% de sus ventas van dirigidas a los mercados internacionales, aglutinando un aumento de 11,34%. Los principales mercados son Alemania, que mantiene su posición como principal país de consumo, con un aumento del 4,23%, seguido de Estados Unidos, con un crecimiento del 40%, Bélgica, que sube un 11,56%, Reino Unido, que cae un 3,90%, y Japón, que crece un 7,94%. Destaca el incremento de dos dígitos en Austria (+65,54%), Brasil (+37,69%) y Polonia (+27,35%).

“La presencia internacional del cava demuestra su fuerza como marca en una diversidad de territorios a escala global”, señala Pagés, que destaca, en este sentido, el efecto de la campaña promocional 360 grados del Cava, impulsada por la DO, que ha permitido conocer la versatilidad y la esencia de este vino.

La comercialización del mercado interior se incrementó un 19,04%, alcanzando los 68.762 botellas. El canal que mayor repercusión ha mostrado es el canal online, con un ascenso del 17,7% en valor y 19,3% en volumen, mientras que el canal de alimentación sigue la tendencia al alza con un aumento del 6,1% en valor y un 5,1% en volumen. El canal offline y la hostelería también evolucionan de manera positiva en valor con un aumento del 5,9% y un 5,3%, y un 4,9% y 2,3% en volumen respectivamente, según datos de NielsenIQ.

El segmento de guarda superior (más de 18 meses de crianza), crece un 104,25%, y la categoría de cava ecológico, un 65%, A la vista de los datos, Pagés, que representa a un colectivo de más de 350 bodegas, 6.800 viticultores y 38.000 hectáreas de viña, destaca la importancia del cava para la sostenibilidad y desarrollo del territorio. Y el hecho “de que haya bodegas que vayan por libre o asociadas desmarcándose de la DO para su propio beneficio –en referencia a los 10 bodegueros agrupados en Corpinnat por discrepancias a la hora de calificar el vino–”. Esto, agrega, “no debe impedir que los que defendemos desde siempre el territorio y alcanzado semejante logro, aspiremos aún a más, a ocupar una posición aún mayor dentro del escogido mundo de los espumosos de gran calidad”.

En 2020, el consejo regulador del cava puso orden y aprobó una serie de medidas que destacan la zona en la que se producen los espumosos, así como los procesos de elaboración. En este sentido, Pagés asegura que 2022 va a ser clave para esta denominación de origen, dado que el año pasado fue el de la implementación de la primera fase del plan estratégico de segmentación y zonificación del cava, poniendo en marcha un plan de refuerzo de los medios de control y un sistema de información y trazabilidad del producto. “Se verán los primeros sellos de calidad bajo esta nueva normativa con la indicación del origen y segmento de producto”.

Normas
Entra en El País para participar