Medios de comunicación

La opa de Berlusconi sobre Mediaset decepciona al mercado y la acción llega a caer un 10%

MFE ofrece 5,613 euros por cada acción de la filial española que no posee

Silvio Berlusconi, presidente de Media For Europe (MFE).
Silvio Berlusconi, presidente de Media For Europe (MFE). Getty Images

Las acciones de Mediaset caen con fuerza hoy en el mercado en su vuelta a cotizar pese a que ayer por la tarde se confirmara una opa por parte de su matriz italiana. Y es que los títulos de la empresa española han llegado a desplomarse un 10% para quedarse estables en torno a una caída del 3%.

La oferta, pese a ofrecer una prima del 12% con respecto al cierre de la sesión del pasado viernes, ha decepcionado al mercado, ya que tal y como explica Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, el pago es en acciones -ofreciendo 1,86 euros por acción en efectivo y 4,5 en acciones ordinarias.-, no ha gustado al mercado. Además, muchos inversores especulativos pueden estar deshaciendo posicones después de que Mediaset subiera un 21% en la semana previa.

Ayer por la tarde el grupo audiovisual italiano Media For Europe (MFE), la antigua Mediaset y controlada por la familia Berlusconi, confirmó la oferta pública de adquisición (opa) voluntaria de acciones por su filial Mediaset España.

La oferta, según el pliego publicado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se dirige a la totalidad de las acciones que componen el capital social de Mediaset España, de la que la matriz italiana posee el 55,69% de las participaciones.

En concreto, MFE busca el 44,31% del capital social de la española ofreciendo 1,86 euros por acción en efectivo y 4,5 en acciones ordinarias.

MEDIASET 3,17 -1,86%

Desde Bankinter, los analistas recomiendan acudir a la opa por varias razones. En primer lugar, por el precio que les parece "razonable" ya que implica una prima del 9,6%. En segundo lugar, porque no ven probable que surja una opa competidora en un contexto en el que MFE controla el 55,7% del capital y una vez que Vivendi ya no representa un problema de bloqueo de la operación como si sucedión en 2019.

"Pensamos que es muy probable que la oferta salga adelante y que Mediaset sea excluida de cotización. La operación tiene sentido desde el punto de vista estratégico ya que el sector media se enfrenta a un entorno de caídas de ingresos publicitarios y de aumento de competencia.", explican desde la firma de análisis.

Bankinter explica que la entrada de grandes compañías de contenidos por internet implica que la pubilicidad se redirija hacia este nuevo y pujante segmento de mercado que gana penetración a tasa elevadas. Con ello, las cuentas de las compañías media se resienten. Por ello, la consolidación sectorial, ganar tamño tiene sentido ya que permite reducir costes, reforzar contenidos y colaborar en el desarrollo de sistemas de streaming.

El consejero delegado de MFE, Pier Silvio Berlusconi, hijo del magnate y ex primer ministro, explicó que "la idea de potenciar las áreas geográficas" donde MFE "ya es líder", Italia y España, "siempre basó la creación de un conglomerado europeo" de televisión.

Ahora, tras las disputas con el grupo francés Vivendi, zanjadas el año pasado, MFE quiere iniciar su "primera racionalización económico y financiera" con esta operación que "aumentará los recursos y la escala" para su desarrollo internacional, se lee en la nota.

Paralelamente MSF "seguirá invirtiendo" en la compañía alemana ProSiebenSat.1 con la idea de "fortalecer los medios europeos" y a su vez "ofreciendo nuevas oportunidades de crecimiento a los inversores" de Mediaset España.

"En un momento como este, toda actividad que refuerce el proyecto europeo y su identidad en el proceso de globalización en curso es una buena noticia para nuestro futuro", terminó Berlusconi.

El grupo Mediaset, controlado por la familia Berlusconi, cambió el pasado noviembre su denominación a MFE-MediaForEurope, aunque sus participadas Mediaset Italia y Mediaset España mantienen su denominación.

En 2019, el grupo intentó la fusión entre Mediaset Italia y España para crear un gigante audiovisual capaz de competir contra plataformas como Netflix, pero las disputas judiciales de los italianos con el socio francés Vivendi paralizaron la operación.

Normas
Entra en El País para participar