Proyectos inmobiliarios

Villaverde se reconvierte en el polo de la logística de última milla en Madrid

Actualmente se desarrollan 600.000 m2 de suelo industrial. Inversores y promotores destinan 350 millones

Villaverde Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El distrito de Villaverde de Madrid, de pasado industrial, se está reconvirtiendo en un polo logístico de última milla dentro de la ciudad, el tipo de naves más demandadas y caras por estar más próximas al consumidor. Actualmente hay 600.000 metros cuadrados de superficie logística en desarrollo y 350 millones de euros de inversión, según datos de la promotora Engel & Völkers Development.

En los últimos tiempos, el comercio electrónico ha impulsado como nunca –y acelerado a partir de la pandemia de Covid-19– la necesidad de naves para operadores de logística y retailers como Amazon y otros grupos de distribución. Eso ha provocado, a su vez, un impulso del desarrollo de este tipo de activos por todo España. En el caso de la logística de última milla, pivota en naves que se ubican muy cerca de las grandes ciudades y del consumidor final.

Por eso, Villaverde se ha convertido en un punto ideal para los inversores y promotores de estos activos inmobiliarios. Se trata de un distrito que históricamente ha tenido un pasado industrial pero que ha ido dando paso a suelo en desuso, o incluso a zonas degradadas como la Colonia Marconi, que ahora puede vivir una segunda vida.

“Villaverde tiene la ventaja de estar junto a la autovía A-4, uno de los ejes logísticos de Madrid, además de estar dentro de la ciudad, lo que la convierte en perfecta para desarrollar naves de última milla”, explica Ricardo Grañón, director general de Engel & Völkers Development en España. Precisamente, esta promotora alemana presentó a principio de mes su apuesta por construir almacenes logísticos en Villaverde. “Me parece un proyecto muy interesante porque es una iniciativa de logística de última milla. El comercio electrónico está creciendo muy rápido y esto genera aún más demanda para la logística”, explicó entonces Christian Völkers, cofundador del grupo, a este diario.

En este caso, Engel & Völkers Development es uno de los principales actores en Villaverde, al contar con parcelas de 85.000 metros cuadrados para superficie logística. El mayor promotor de la zona es la empresa valenciana Pavasal, con 150.000 metros cuadrados en terrenos junto a la actual fábrica de Stellantis (las históricas factorías de Peugeot y Citroën). Esta inmobiliaria ya ha levantado alrededor de 50.000 m2, que están operados por distintos inquilinos, y en 2020 se anunció que esa plataforma se vendía al fondo Invesco.

Entre los promotores de las futuras naves se encuentran otros grandes inversores inmobiliarios y del mercado logístico (ver gráfico), como Segro. Esta empresa es uno de los grandes del sector y en Villaverde cuenta con 73.000 m2. Igualmente está presente el fondo estadounidense Hines, con 26.500 m2 y que ya cuenta con inquilino al operador Ontime, y el fondo italiano DEA Capital (con 15.000 m2).

Entre los inversores que se han posicionado en Villaverde se encuentra también la gestora española Azora, con 12.500 m2, y que dispone de una nave alquilada a la empresa de transportes Palibex.

La zona logística más cara de Madrid

Ricardo Grañón, de Engel & Völkers Development, explica que Villaverde se convertirá en zona prime de logística, con las rentas por alquileres más caras, debido a que está dentro de la ciudad y está en el eje logístico de la A-4. “Va a ser un lugar donde quieran estar los operadores de alimentación, sobre todo de frescos”, apunta. Los precios pueden doblar las rentas que se pagan en otras ubicaciones y alcanzar los 6-7 euros por m2 al mes. Aparte de Villaverde, otro punto prime similar es el del municipio de Coslada, pero en el eje logístico de la A-2.

Normas
Entra en El País para participar