Pictet compra su primer hotel en España que será gestionado por IHG

Será el primer inmueble de la marca KImpton en destino vacacional

Estado actual de las obras del Kimpton Aysla Mallorca, cuya inauguración está prevista para este verano.
Estado actual de las obras del Kimpton Aysla Mallorca, cuya inauguración está prevista para este verano.

Los inversores siguen mostrando un apetito voraz por incorporar hoteles a sus carteras de activos ante las expectativas de reactivación para el turismo a partir de Semana Santa. Pictet Alternative Advisors, la división de inversiones alternativas del grupo suizo Pictet, anunció la compra del hotel Kimpton Aysla Mallorca, a través de una joint venture con el actual propietario, en la que Pictet cuenta con una participación mayoritaria.

Se trata del primer activo puramente hotelero que compra la firma suiza y refleja el interes por crecer en este segmento. “El mercado hotelero español está en nuestro foco de inversión, por lo que acceder a uno de sus principales destinos turísticos a través de un activo de nueva construcción, con niveles de calidad y sostenibilidad muy altos, de la mano de un operador internacional líder que apuesta fuerte por desarrollar su marca Kimpton en Europa es muy satisfactorio”, apuntó Pablo Granell, responsable inmobiliario de Pictet Alternative Advisors para España y Portugal.

El activo, ya en construcción en Calviá (Mallorca), se inaugarará este verano y será gestionado por el gigante hotelero británico IHG, que cuenta con nueve marcas diferentes, entre ellas Intercontinental, Crowne Plaza o Índigo. En este caso contará con la marca de estilo de vida Kimpton Hotels & Restaurants, siendo el primer hotel vacacional de la enseña en España y su segundo en el país (el primero está en Barcelona). Colliers ha actuado como asesor estratégico y financiero en la operación.

El inmueble ocupa una parcela de 21.840 metros cuadrados, junto al club de golf y el club de tenis de Santa Ponsa, y cuenta con una categoría de cinco estrellas. Frente a los grandes hoteles, la propuesta del propietario se limita a 79 suites exclusivas, con tres restaurantes, dos piscinas exteriores y una interior, spa y wellness, gimnasio, así como salas de reuniones y convenciones para eventos.

El optimismo se ha disparado entre las grandes cadenas hoteleras y las reservas para los próximos meses apuntan a una temporada alta récord, similar a la de 2019, en llegadas de turistas e incluso por encima en precios, con Baleares como principal beneficiada. Palladium y Marriott tendrán todos sus hoteles en el archipiélago abiertos en Semana Santa y el destino de Meliá en el que más han crecido las reservas para verano ha sido Baleares.

Normas
Entra en El País para participar