Consumo

La familia Entrecanales se 'suscribe' al café de Incapto, que dice adiós a las cápsulas

Francesc Font, Beatriz Mesas y Joaquím Mach, fundadores de Incapto.
Francesc Font, Beatriz Mesas y Joaquím Mach, fundadores de Incapto.

La familia Entrecanales se suscribe al café de Incapto. Su fondo JME Ventures ha liderado una ronda de financiación de 3,5 millones en esta startup catalana que quiere retar el status quo del sector cafetero. La joven empresa, que nació en junio de 2020, en plena pandemia, promueve el consumo de café de especialidad de calidad superior, junto con una cafetera automática que permite degustar el café recién molido, con la inmediatez y comodidad asociada a las cápsulas, pero con un producto natural y sin generar residuos innecesarios”, según explica el cofundador y consejero delegado de la empresa, Francesc Font.

Los resultados alcanzados por la startup en un año y medio de vida también han convencido a Banco Sabadell, Atresmedia, Bellmoore Consulting, el fondo portugués Bynd y Dozen Investment, que han participado en la operación. La compañía cerró 2021 con más de 10.000 clientes (una gran parte de ellos suscriptores a su café) y más de 500 negocios conectados a su plataforma de café para empresas. Su facturación el pasado año fue de 2,3 millones.

Incapto comercializa actualmente dos modelos de cafetera, una conectada a una plataforma de envío de café para empresas y otra para particulares, sin esa conexión. Esta cuesta 269 euros si se contrata una suscripción anual para recibir el café de la marca a domicilio cada tres meses (400 euros vale sin la suscripción). El pedido mínimo es de 1,5 kilos. Un kilo de café de la compañía permite elaborar unos 120 espressos y cuesta unos 20 euros, lo que se traduce en que cada café le sale al usuario por entre 17 y 25 céntimos, frente al coste de las cápsulas, que van entre 35 y 40 céntimos, según Font.

Lanzará modelos de cafeteras conectadas y fabricadas en Europa

Los clientes de Incapto pueden elegir entre doce variedades de café arábigo de diferentes orígenes y 100% ecológicos. Según Font la fidelidad de los clientes una vez prueban el producto y servicio de la compañía es máxima, “del 90%”. “Lo que buscamos es democratizar el café especialidad, atacando directamente a la cápsula. Con nuestra propuesta buscamos que las personas disfruten más de la experiencia porque es café molido, y además, es más económica, pues un kilo de nuestro café sale por entre 25 y 30 euros cuando la cápsula está en torno a los 75 euros el kilo”. El cofundador de Incapto explica que el café de especialidad es “una tendencia mundial enorme”, no llegando en España al 1% pero que en países del Norte de Europa o EEUU ya tiene una penetración del 30%.

Font detalla que hoy las marcas de café en cápsulas suponen el 50% del café que se consume en España, pero el 95% no se reciclan. Y avanza que el mercado del café dará un giro de tendencia importante con un decrecimiento en el consumo de cápsulas. Así lo muestra un estudio de Euromonitor, que indica que la categoría que va a crecer más entre 2020-2025 es la del café en grano mientras la de cápsula irá cayendo.

El directivo está convencido de que el auge de las cafeteras automáticas, como la que ofrecen ellos, así como el modelo Bundle (cafetera más café de especialidad) que proponen, encaja perfectamente con las demandas de un consumidor cada vez más responsable y concienciado, que desea disfrutar de un café de calidad, recién molido, y sin perder la comodidad de obtenerlo con un solo click, pero sin generar los residuos que provocan las cápsulas.

Van a abrir un nuevo centro para tostar el café que compran en verde cerca de Barcelona

“El sector pedía este cambio a gritos y pondremos todo nuestro empeño en ofrecer la mejor experiencia de café”, continúa el cofundador de Incaptio, quien actualmente tiene sedes en Barcelona y Alcover (Tarragona) y emplea a 30 personas, con la previsión de terminar este año con más de 50 empleados.

Junto a Font, la compañía fue fundada por Joaquim Mach (con trayectoria en el mundo de las startups tecnológicas) y Beatriz Mesas, que es catadora profesional y segunda generación de una empresa de cafés especializada en hostelería y con sede en Alcover, donde actualmente se ubica la tostadora de Incapto.

Nuevas cafeteras y expansión internacional

Tiendas ‘pop ups’. Con los fondos obtenidos en esta ronda de financiación, Incapto quiere iniciar su expansión internacional. Será a finales de 2022 en Italia, Francia y Portugal. También planea abrir más tiendas pop ups en centros comerciales (ya abrió alguna el año pasado) para dar a conocer su marca.

Como las impresoras. La compañía también destinará parte del dinero a desarrollar nuevos modelos de cafeteras. “Queremos construir un modelo similar al de las impresoras, donde al final las máquinas estén conectadas a nuestra plataforma y la suscripción irá en función del consumo de café que se tenga”, explica Francesc Font.

En España. Las cafeteras que comercializa actualmente la compañía se fabrican en China a través de un productor ODM, que posee la propiedad intelectual de los diseños. Pero, el objetivo es que las nuevas máquinas que lancen (la primera será para final de año) se fabriquen en España y en otros países europeos. “Vamos a traer la fabricación a Europa”, subraya Font, que no quiere revelar el sitio preciso para no dar pistas a sus competidores.

Nueva tostadora. Incapto compra el café en verde directamente a los productores y los tuesta y envasa en su planta situada en Alcover, desde donde se hacen los envíos. Los nuevos planes de la compañía pasan por abrir un nuevo centro de torrefacción en Ripollet, en la provincia de Barcelona, y cerrar su instalación en Tarragona.

Normas
Entra en El País para participar