Infraestructuras

Hochtief (ACS) se da hasta el 11 de abril para cerrar la opa de Cimic bajo la lupa de Moody’s

La australiana celebrará su junta con el plazo de aceptación abierto

El presidente de ACS, Florentino Pérez.
El presidente de ACS, Florentino Pérez.

El consejero delegado de Cimic y máximo candidato a dirigir ACS como número dos, Juan Santamaría, se va a ver las caras con los accionistas del grupo australiano de infraestructuras el próximo 6 de abril. Será en la reunión de la junta. Ese día aún estará en pie el proceso de opa de exclusión lanzado por el accionista de control, Hochtief, la filial germana de ACS.

La oferta de 22 dólares australianos por acción entró ayer en vigor y Hochtief prevé poner fin al periodo de aceptación el 11 de abril. Subiendo del actual 78,5% del capital a un 90% ya tendría asegurada la conquista del citado 100% al poder obligar a la venta forzosa a los partícipes que quedaran atrapados en la compañía. Hochtief prevé invertir un máximo de 1.466 millones de dólares australianos (unos 981 millones de euros) y no ha condicionado su opa a nivel de aceptación alguno.

La remodelación del consejo de Cimic allanará la vuelta de Juan Santamaría a ACS

Una vez cerrada la opa, la alemana tiene previsto remodelar el consejo de administración de Cimic, lo que allanaría la eventual salida de Santamaría rumbo a la sala de máquinas de ACS, donde Florentino Pérez ya ha adelantado que el nombramiento de un consejero delegado irá a la junta de accionistas.

Mientras los asesores de Hochtief buscan adhesiones a la opa, Moody’s ha advertido sobre la puesta en revisión de la calificación de Cimic, actualmente de 'Baa2', para su rebaja. La agencia actúa de oficio a la vista del proyecto de exclusión bursátil y una menor visibilidad del perfil financiero y operativo de la australiana. Moody’s también quiere ver cómo es la estructura de deuda con la que Hochtief pagará el 21,4% de su filial australiana y cuál será la futura actuación con la caja de esta útima.

Juan Santamaría ocupa el puesto de consejero delegado de Cimic desde febrero de 2020, accediendo a la presidencia en noviembre de ese año. Antes fue director general de CPB Contractors, constructora del grupo Cimic, y tuvo responsabilidades sobre sus negocios en Australia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, India y Asia. Durante su estancia en Australia el ejecutivo español también ha dirigido la filial de servicios UGL.

El elegido para embridar Cimic tras el batacazo en Oriente Medio con la participada BICC, fue director ejecutivo de la concesionaria Iridium entre 2014 y 2015, y CEO de ACS Infraestructuras en Norteamérica de 2006 a 2013.

Renovación gradual en el entorno de Florentino Pérez

La llegada de un CEO a ACS, previsiblemente Juan Santamaría, es parte de un cambio generacional en la primera línea directiva del grupo. Santiago García Salvador (Dragados), Nuria Haltiwanger (Iridium) o José Luis Martínez Dalmau (Zero-E) son ya figuras emergentes en la compañía que lidera Florentino Pérez.

Normas
Entra en El País para participar