Laboral

CCOO sugiere que habrá movilizaciones si no se llega a acuerdos salariales

CEOE advierte de los riesgos que puede acarrear a la economía que la inflación sea estructural

Unai Sordo, secretario general de CCOO
Unai Sordo, secretario general de CCOO

El punto de partida de la negociación de los agentes sociales en materia de salarios no hace vislumbrar que vaya a tratarse de un encuentro corto en el tiempo y que el acuerdo vaya a ser un camino libre de complicaciones.

De hecho, han aparecido en la mesa posibles movilizaciones. Si antes de la invasión de Ucrania la evolución de la inflación ya ofrecía un claro perfil alcista, la invasión de Ucrania ha sido el acelerador que ha destrozado todas las previsiones que ya sitúan la inflación en torno a los dos dígitos.

Con este panorama, que sindicatos y empresarios lleguen a entenderse en materia de alzas salariales va a ser complicado, o “muy difícil“ como ya reconocía una de las partes.

Precisamente por ello, más que “de cifras concretas, en estas primeras reuniones se va a hablar de mecanismos” de cara a una revaloración para los próximos años, según fuentes de la negociación.

El cruce de mensajes entre empresarios y sindicatos confirma la distancia que existe entre ellos para llegar a un acuerdo a corto plazo.

Desde CCOO, su secretario general, Unai Sordo, advirtió que el acuerdo salarial debe permitir que al final del periodo de vigencia los trabajadores no hayan perdido poder adquisitivo y, de lo contrario, ha avisado que la negociación irá acompañada de movilizaciones. “En esa secuencia de tres años creo que se pueden tomar medidas para evitar las pérdidas de poder adquisitivo”.

Reconoció que llevar a la mesa de negociación subidas del 10%, “no es realista”. Así ha añadido que “si no hay acuerdos salariales, ni resolución de los convenios colectivos, el escenario de conflictividad laboral en el medio y en el largo plazo está casi garantizado”.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, alertó de que si ahora se suben los salarios en relación con la evolución de los precios, la inflación se convertirá en estructural, con el peligro que ello supondría para el conjunto de la economía. Además dijo que estas consecuencias inflacionistas derivadas de la guerra en Ucrania a quien más afecta en primer lugar es a las empresas.

Sindicatos y empresarios se reunieron en la tarde del miércoles para hablar de salarios. Las espadas siguen en todo lo alto por lo que hay que seguir trabajando. A principios de la próxima semana volverán a encontrarse. Ayer se pusieron de relieve las serias discrepancias existentes sin que hubiese propuestas salariales formales.

Normas
Entra en El País para participar