Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña lideran los embargos de vivienda

Las ejecuciones hipotecarias de residencias habituales crecen un 57,4% respecto a 2020

Ejecuciones hipotecarias
Infografía: Belén Trincado

En 2021, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña fueron las comunidades que más embargos de residencias por impago registraron. Juntas acaparan el 62,4% de las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda, que ascendieron a 20.206, según consta en los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Hay además un repunte del 57,4% respecto a 2020, de los embargos de vivienda habitual.

Casi 15.000 viviendas de las que se sometieron el año pasado a venta por impago eran de personas físicas, mientras que solo 5.344 eran de personas jurídicas. Si se analiza más a detalle el primer caso, se observa que la gran mayoría (11.947) eran residencias en las que los propietarios vivían de forma permanente; se trata de la cifra más alta desde 2016. Por su parte, 2.915 no eran residencia habitual de los propietarios.

Con este ascenso, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales encadenan dos años de repunte, después de que en 2020, cuando estalló la pandemia, subieran un 41,6% respecto al año previo. Se observa además una tendencia alcista al cierre del año, pues en el cuarto trimestre hubo un 42,6% más de estos procedimientos que en el trimestre previo.

Más información
El Gobierno extenderá la suspensión temporal de desahucios hasta octubre
Claves de la ley de vivienda: cuándo llegarán los topes al alquiler y quiénes accederán a los incentivos
El Gobierno aprueba la ley de vivienda que permitirá topar el precio del alquiler

Por comunidades autónomas, Andalucía lideró las ejecuciones sobre viviendas el año pasado, con un total de 4.510. Le siguió la Comunidad Valenciana, con 4.402 y Cataluña, con 3.703. En el lado opuesto se situaron Navarra, La Rioja y Cantabria, que juntas no llegan ni al 2% de los embargos. Las mismas comunidades registraron el mayor y el menor número de ejecuciones sobre el total de fincas, que se situaron en 32.383 casos, es decir, un 7,4% menos que en 2020. De ese total, el 94% de los casos fueron propiedades urbanas y el resto rústicas.

Aunque las ejecuciones a fincas urbanas bajaron en 2021 un 8,2% respecto al año previo, las correspondientes a viviendas subieron un 6,8%. Asimismo, las ejecuciones hipotecarias sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos ascendieron a 9.585 casos, un 28% menos que en 2020. Los embargos de propiedades en manos de personas jurídicas también disminuyeron un 42,1%, mientras que las realizadas sobre solares bajaron un 25,2%, hasta los 906 casos.

Suben las ejecuciones sobre viviendas usadas

Del total de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas registradas el año pasado, 17.964 afectaron a viviendas usadas, con un aumento anual del 13,6%. Por contra, los embargos sobre viviendas nuevas retrocedieron un 27,8% respecto a 2020, hasta sumar 2.242. En términos globales, el 11% de las vivendas que se pusieron a la venta el año pasado eran nuevas y el resto usadas.

Atendiendo al año de inscripción de la hipoteca, el INE destaca que el 17,6% de las ejecuciones que se registraron en 2021 sobre residencias correspondió a hipotecas firmadas en 2007, el 14% a hipotecas suscritas en 2006, y el 9,9% a las firmadas en 2005. De este modo, el periodo 2005-2008 concentró el 51% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas el pasado año.

La cifra repunta un poco más si solo se analiza el último trimestre del año. En este caso, el 54% de todas las viviendas embargadas entre octubre y diciembre fueron adquiridas por su propietario entre 2005 y 2008.

Sobre la firma

Denisse López

Periodista económica. Escribe sobre agricultura, educación y renovables. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en distintos medios digitales en México. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Normas

Archivado En