Estas son las subidas de impuestos que proponen los expertos

En Donaciones y Sucesiones plantean fijar un mínimo exento “alto”

En IRPF ven conveniente suprimir las exenciones, reducciones o deducciones sin justificar

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la entrega del libro blanco para la reforma fiscal.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la entrega del libro blanco para la reforma fiscal. EP

Después de 10 meses de trabajo, el grupo de expertos cumplió su objetivo y entregó este jueves a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, su libro blanco de diagnóstico sobre el sistema tributario español.

Bajo el corolario de que el sistema tributario necesita incrementar la eficiencia y el potencial recaudatorio y ofrecer alternativas para asegurar la suficiencia y consolidación presupuestaria a futuro, el grupo de expertos no hizo otra cosa que plantear una subida generalizada en la mayor parte de los tributos analizados.

La ministra de Hacienda, nada más recibir la propuesta de cerca de 800 páginas, quiso frenar en seco esta idea al asegurar que esta no es la semana en la que vaya a plantearse una subida fiscal. Se trata de un documento de estudio y análisis durante “los próximos meses y años y formulará propuestas que permitan el mayor consenso posible con los grupos políticos del arco parlamentario”, dijo.

Lo cierto es que bajando al terreno del blanco sobre negro, esta propuesta fiscal contempla incrementos tributarios tanto en las figuras que gravan el consumo, como las que gravan la renta o la riqueza, sin dejar de lado aquellos impuestos especiales que gravan bebidas alcohólicas, el tabaco e incluso los carburantes, con especial mención del gasoil, que tenderá a equiparse a la gasolina.

Tampoco se olvida de la propuesta de pagar por el uso de infraestructuras viarias como las carreteras o la implantación de tasas de entrada a las ciudades con problemas de tráfico y contaminación, dentro de las medidas de carácter medioambiental. Estas serían las propuestas

Armonización

Los expertos reunidos por Hacienda no cierran la puerta a la supresión de los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones siempre que, llegado el caso, se garantice el gravamen de la riqueza mediante otras vías, cumpliendo con los “principios constitucionales”. Ahora bien, en el caso de utilizar estos tributos, los sabios sugieren delimitar la capacidad normativa de las comunidades autónomas de régimen común (todas salvo País Vasco y Navarra). “Durante los últimos años hemos vivido una carrera a la baja” entre las autonomías, recordó Ruiz-Huerta. Por eso, “si queremos mantener una imposición sobre la riqueza entendemos que hay que entrar en este ámbito de manera clara”.

El objetivo, dicen los expertos, es “asegurar el fortalecimiento de sus ingresos tributarios” para mantener su autonomía financiera en el largo plazo. En ese sentido, el comité se inclina por “avanzar hacia una focalización de las competencias normativas” de las regiones en el ámbito del mínimo exento, las escalas de gravamen y posibles deducciones o bonificaciones de la cuota. Con esta medida se mantendría la coordinación en todo el territorio de las bases imponibles y liquidables (excepto el mínimo exento), asegurándose así un mínimo efectivo en todas las zonas.

IRPF

El impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) es el eje central de la recaudación en España por ser el tributo que más aporta y el que da cumplimiento al mandato de progresividad del sistema tributario.

En opinión de los expertos “sería conveniente plantear una revisión del impuesto orientada a potenciar sus dos funciones básicas, recaudatoria y redistributiva”. A su vez, la reforma debería reducir los costes de eficiencia asociados al mismo. Para todo ello, los sabios ven necesario ensanchar su base imponible, “suprimiendo aquellas exenciones, reducciones, deducciones o regímenes especiales cuyo mantenimiento no esté justificado”.

En el informe se examinan las exenciones del IRPF y algunos de los beneficios fiscales evaluados por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal y múltiples especialistas: reducción por tributación conjunta, por arrendamiento de vivienda y por obtención de rendimientos del trabajo.

El Comité recomienda transformar la primera en un nuevo mínimo, suprimir la segunda, al tiempo que los rendimientos de capital inmobiliario se integran en la base del ahorro, y convertir la última en una deducción reembolsable en la cuota. Con ello se permitiría integrar el IRPF y las prestaciones públicas para las personas con rentas bajas.

El documento propone la aprobación de una deducción o prestación reembolsable para los trabajadores con bajos salarios y otra deducción por hijos menores de 18 años para reducir la pobreza infantil, al tiempo que se proponen “ajustes” en la tarifa del IRPF. También se apuesta por generalizar la estimación directa, lo que implica acabar con la tributación por módulos. El objetivo consistiría en asegurar que el IRPF sigue desempeñando su papel como instrumento garante de la progresividad del sistema fiscal. Plantea algunos posibles cambios en la base del ahorro y discute los elementos que deben valorarse a la hora de establecer la distancia entre los tipos de la tarifa general y del ahorro.

También abogan por suprimir el “tratamiento privilegiado” de la exención total de las dietas y asignaciones para gastos de viajes que se abonan a los diputados españoles en el Parlamento Europeo, a los diputados y senadores de las Cortes Generales, a los miembros de las asambleas legislativas autonómicas, concejales de ayuntamiento y miembros de las diputaciones provinciales, cabildos insulares u otras entidades locales.

En cuanto a la dualidad del IRPF en materia de rentas del capital y rentas del trabajo, los expertos recomiendan mantenerla, si bien plantean integrar en la base del ahorro las rentas del capital inmobiliario y las rentas inmobiliarias imputadas.

IVA

El grupo de expertos reconoce que a diferencia de otros impuestos que persiguen objetivos adicionales, el del IVA es exclusivamente recaudatorio. Así, añaden, si el IVA aplicara un tipo único a una base imponible lo más amplia posible, se aseguraría una elevada capacidad recaudatoria para atender a la financiación de los servicios y prestaciones demandados por los ciudadanos.

Adicionalmente, como este IVA simplificado gravaría con un mismo tipo impositivo todos los bienes y servicios, no introduciría distorsiones en el comportamiento de las empresas ni de los consumidores. A cambio, este IVA de tipo único es regresivo, si se mide en relación con la renta de los hogares; y proporcional, si se mide respecto al gasto de los mismos.

El comité recomienda la transición gradual a un IVA simplificado, siempre que los hogares con menos renta reciban una compensación adecuada por el aumento que experimenten en el consumo de bienes y servicios esenciales. Ahora bien, los sabios reconocen que hasta que esta reforma pueda alcanzarse se debe llevar a cabo una revisión del listado de las operaciones a las que resulta aplicable en la actualidad el tipo reducido, para excluir del mismo a aquellas para las que el beneficio no parece justificado.

El comité entiende que una reforma de este calado no se podría llevar a cabo inmediatamente, dado el contexto de recuperación económica en el que se encuentra la economía. Y tampoco debería aplicarse de un día para otro, ya que puede acarrear incrementos notables de precios en algunos bienes y servicios, posibles cambios significativos en los patrones de consumo y, previsiblemente, una fuerte contestación social.

Por ello, se considera que una condición sine qua non del cambio propuesto es que se establezca una compensación a esos hogares por el aumento del IVA soportado en sus consumos de bienes de primera necesidad. Existen diversas alternativas para llevar a cabo esta compensación. Puede establecerse un sistema de prestaciones directas a las personas con menos recursos, o introducir una deducción reembolsable en el IRPF, para esos mismos beneficiarios.

La fiscalidad medioambiental puede ingresar 15.000 millones de euros

Descarbonizar. Uno de los capítulos tratados más concienzudamente por el grupo de expertos es el de la fiscalidad medioambiental, con el objetivo de una de las “tareas del siglo” como es alcanzar relativamente rápido una sociedad descarbonizada y que minimice el uso de recursos materiales. Bajo la premisa de “quien contamina paga”, las propuestas de los expertos en fiscalidad medioambiental podría elevar la recaudación hasta en 15.023 millones de euros.

Electrificación sostenible. El informe de los expertos señala que el sector eléctrico debe jugar un papel fundamental en la transición hacia una economía baja en carbono, al contar con alternativas de energías renovables maduras. Proponen una subida sustancial de la tributación de los hidrocarburos, en particular del gas natural y los carburantes, la igualación de la fiscalidad de diésel y gasolina de automoción. También proponen la creación de un impuesto sobre emisiones de CO2 que garantice el cumplimiento de los compromisos medioambientales

Residuos. Los expertos también proponen una intensificación y extensión de los tributos de la Ley de residuos y suelos contaminados o la reformulación de la tributación municipal de residuos para vincularla a sistemas de pago por generación. Asimismo, plantean extender y armonizar la fiscalidad sobre “ciertas emisiones de las grandes instalaciones industriales y ganaderas”.

El agua como figura tributaria. El agua, su cuidado y su empleo también puede ser objeto de tributación. Los expertos proponen la introducción de medidas de coordinación y cooperación para mejorar el diseño y la efectividad de los impuestos autonómicos sobre los daños medioambientales a las aguas. También propone una reforma de los tributos asociados a la cobertura de costes de infraestructuras hidráulicas. También proponen la implantación de un tributo sobre la extracción de recursos hídricos, equivalente al tributo sobre aguas de Países Bajos y Dinamarca.

Sociedades

En Sociedades, los sabios parten de la base de que ningún país del entorno tiene libertad para regular de manera integral esta imposición debido a los acuerdos internacionales suscritos y a las negociaciones que están teniendo lugar en el seno de la OCDE para establecer un mínimo global del 15%, entre otros puntos. Por eso, y entendiendo que las empresas son “el motor económico”, los expertos proponen una serie de medidas para evitar la elusión nacional e internacional, reducir distorsiones y evitar las pérdidas recaudatorias.

Entre otras medidas, sugieren ajustes fiscales sobre los resultados contables, exenciones por doble imposición y exigencias de tributación efectiva, unos puntos que se recogen en el acuerdo sellado en el seno de la OCDE. Los expertos también proponen revisar los beneficios fiscales actuales y mejorar los incentivos ligados a la investigación y al desarrollo y al crecimiento empresarial, principalmente el ligado a las pymes.

En paralelo, los expertos sugieren la puesta en marcha de medidas adicionales para fomentar el crecimiento empresarial, como un umbral del IVA en franquicias de 3.000 euros.

Patrimonio

En relación con el impuesto sobre el patrimonio, el comité de sabios recomienda una reforma para un diseño moderno y eficiente de este tributo, “en línea con las recomendaciones de organismos como la OCDE”, dijo Ruiz-Huerta. Se sugieren, entre otras, un conjunto de “mejoras” para hacer frente al problema de las valoraciones y el tratamiento de las deudas. Además, se propone el mantenimiento del límite conjunto en IRPF y Patrimonio, con la posible elevación del impuesto mínimo a pagar.

En cuanto al mínimo exento, los expertos ven conveniente su incremento hasta el millón de euros con el objetivo de gravar únicamente la parte alta de la distribución de la riqueza. Por último, el grupo aboga por una reducción de la tarifa, manteniendo en todo caso su carácter progresivo.

Sucesiones y Donaciones

En estos tributos, los expertos se decantan por proponer un mínimo exento “alto” y una escala de gravamen moderado para los grupos I y II de parentesco, a grandes rasgos las transmisiones entre padres e hijos. Entre otras propuestas pensadas para ampliar la base imponible, los sabios sugieren también “mantener la reducción por adquisición de empresa individual, negocio profesional y participaciones en entidades”, aunque urgen a evaluar periódicamente la efectividad de este beneficio fiscal.

Competencias normativas de las CC AA

Armonización. Uno de los temas más controvertidos como es el de la capacidad normativa de las comunidades autónomas, también fue objeto del análisis del grupo de expertos. La cesión de un grupo de impuestos y que los gobiernos regionales puedan legislar sobre los mismos en las distintas regiones es hoy por hoy clave. No conviene olvidar que esta cesión a manos de los gobiernos autónomos, lo que dio lugar a la denominada cesta de impuestos, fue unos de los logros alcanzados en la última negociación del modelo de financiación autonómica a petición de la antigua CiU y que el resto asumió de buen agrado, convirtiéndose en la clave del principio de corresponsabilidad fiscal. Con el paso del tiempo este modelo ha generado sus detractores y la competencia generada entre las distintas regiones ha generado disfunciones en su aplicación práctica.

Menor capacidad normativa. El grupo de expertos recoge en su libro blanco la necesidad de abordar una revisión del alcance de las competencias normativas autonómicas con el propósito de poder identificar cuáles son los elementos concretos susceptibles de mejora. Ello supondrá una reducción de la autonomía normativa, necesaria para fortalecer los ingresos tributarios, especialmente Patrimonio y Sucesiones.

Amparo a la UE. La comunidad de Madrid a través de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, rechazó la subida masiva de impuestos que pretende llevar a cabo el Gobierno a través de la futura ley de defensa de la autonomía financiera asegurando que pedirá “amparo” en la Unión Europea para que no se produzca en la región madrileña. “Si quieren armonizar que se comparen con otros países porque es donde va a huir el capital si siguen asfixiándonos con impuestos”, al tiempo que insistió en mantener la autonomía fiscal.

Normas
Entra en El País para participar