Seguridad Social

Las posturas entre las asociaciones de autónomos se enconan ante la nueva propuesta de Escrivá

Se modifica el porcentaje de rebucción de los ingresos para fijar la base y se recupera uno de los tramos de las rentas más altas con lo que se eleva la cuota máxima

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Los responsables del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han presentado hoy una nueva propuesta a las asociaciones de autónomos para la reforma del sistema de cotización del colectivo. Este nuevo plan tampoco ha reunido el consenso de los representantes de los trabajadores por cuenta propia que incluso han visto como se enconaban sus respectivas posturas. Mientras ATA y CEOE han tachado la propuesta de "empeño del Gobierno en llevar al suicidio de cotización a muchos autónomos" y la han rechazado firmemente, las asociaciones UPTA y UATAE vinculadas a los sindicatos UGT y CC OO, respectivamente, han recibido con mejores perspectivas la nueva iniciativa del departamento que dirige José Luis Escrivá.

Fuentes de la negociación han informado de que la nueva propuesta mantiene el cálculo de los rendimientos netos para determinar los ingresos reales que marcarán en que tramo deben cotizar los autónomos a la Seguridad Social. Estos estarán formados por los rendimientos netos más la cuota de la Seguridad Social, sin incluir las deducciones de amortizaciones ni las provisiones. Además, para fijar la base, se tomará el 93% de la cantidad resultante en el caso de los autónomos personas físicas y el 97% para los societarios, en lugar del 95% para todos de la propuesta anterior.

La vicepresidenta de ATA, Celia Ferrero, ha rechazado esta modificación en el porcentaje de reducción de la base por considerar que "aunque en el Ministerio entienden que un autónomo societario ingresa más --y por ello aminoran su reducción de base-- todo el mundo sabe que los ingresos reales dependen más de la deducibilidad del gasto de la actividad que de la figura jurídica que se adopte".

El segundo de los cambios incluidos en la propuesta de Escrivá de hoy se refiere al reparto de los tramos y las cuotas que deberán abonar estos trabajadores. Según ha explicado el secretario general de UPTA, Eduardo Abad, el nuevo texto propuesto "rebaja bastante la aportación de más de casi 1,4 millones de autónomos con rentas inferiores a 700 euros". Este grupo pasarán a tener una cotización de 204 euros mensuales, lo que supondrá un ahorro de 90 euros al mes y un ahorro total anual de 1.080 euros respecto al incremento inicial de la primera propuesta.

El segundo tramo (de 700 a 900 euros al mes) abonará una cuota de 244 euros mensuales; de 900 a 1.125 euros de ingresos, pagarán una cuota de 264 euros y, como otra novedad, en este tramo incluirán, además, a los societarios y colaboradores familiares que ingresen por debajo de los 700 euros. Finalmente, el que va entre 1.125 y 1.300 de ingresos tendría una cuota de 290 euros al mes el último de los grandes tramos (1.300 y 1.500 tendrán) con más autónomos tendrán una base muy similar a la anterior, 382 euros al mes, según Abad.

Este nuevo reparto de tramos ha sido mejor valorado por UPTA y UATAE que por ATA. Esta última asociación, la más representativa e incluida en CEOE, ha criticado que se incluya en el tramo de 900 a 1.125 euros a los societarios y colaboradores que menos ganan "porque con ello el sistema deja de ser de aportaciones según ingresos reales", se ha quejado el presidente de esta organización, Lorenzo Amor.

Como tercera y última novedad de la propuesta de hoy, el Gobierno ha recuperado uno de los dos últimos tramos de mayores rentas que había eliminado tras la reunión de la semana pasada. En concreto se reestablecería 3.620 a 4.050, que pagarían 1.123 euros de cuota mensual, en lugar de una cuota máxima de 991,44 euros fijada el lunes anterior. Además, las asociaciones vinculadas a los sindicatos habrían pedido recuperar también el tramo número trece (para aquellos que ganen más de 4.050 euros al mes, que pagarían una cuota de 1.266 euros mensuales), aunque ese punto aún no ha sido concedido por la Seguridad Social.

En resumen, desde ATA se quejan de que "las posturas del Ministerio no están siendo flexibles ni con ATA ni con CEOE" y aseguran que la negociación con el Gobierno atraviesa "un momento muy complicado". Así, según ha concluido Amor: "Tal y como estamos no es momento de ir a pegarle un hachazo a más de la mitad de los autónomos que van a cotizar lo mismo o más de lo que cotizan ahora".

Normas
Entra en El País para participar