Los gestores acumulan efectivo en sus carteras para aprovechar las gangas

Los inversores llevan semanas modulando el riesgo en cartera

Sala de tesorería de BBVA.
Sala de tesorería de BBVA.

Ayer se vivió una jornada de nerviosismo extremo para los gestores de fondos de inversión. Con el precio del petróleo y otras materias primas disparado, y con las Bolsas encadenando jornada tras jornada en rojo, la mayoría de los profesionales de la industria llevan semanas retocando las carteras para hacerlas más robustas.

Una de las fórmulas más repetidas es aumentar el peso del efectivo en el conjunto de la inversión. De esta forma, se reduce el riesgo de la posición global y, a la vez, se acumula pólvora seca para aprovechar las oportunidades que surgen con la corrección del mercado.

Desde el brazo inversor de Mutua Madrileña, Mutuactivos, explican que están aumentando la liquidez en las carteras, “sobre todo en las de bonos”. Además, en los perfiles mixtos llevan tiempo infraponderando la inversión en Bolsa, “para tener un posicionamiento más conservador”, razona Ignacio Dolz de Espejo, director de soluciones de inversión y producto de Mutuactivos.

De acuerdo con la última encuesta a gestores de fondos de todo el mundo, realizada por Bank of America, este tipo de inversor había aumentado el peso del efectivo en sus carteras hasta los niveles máximos desde mayo de 2020.

David Ardura, director de inversiones de Finaccess Value, apunta que llevaban semanas rebajando el nivel de riesgo de las carteras “por el empeoramiento del escenario de crecimiento e inflación y por la inestabilidad de Ucrania”. Desde la entidad se está empezando a valorar si volver a normalizar los niveles de riesgo que se habían rebajado.

Joaquín Casasús, socio y director general de Abante Asesores, una firma que gestiona 6.500 millones de euros, explica que han aprovechado las caídas de los últimos días “para quitar las coberturas de nuestras carteras mixtas”. Este tipo de coberturas son una especie de seguro para amortiguar los desplomes bursátiles.

La firma está analizando la evolución de los mercados a la espera del mejor momento “para ir tomando posiciones en las partes del mercado que pensamos que están a precios muy atractivos”, comenta el gestor.

Compañías de calidad

Otra medida para combatir la volatilidad extrema ha sido ir incorporando en la parte de renta variable compañías de alta calidad. Se trata de firmas que tengan un balance sólido, poco endeudado, con flujos de caja constantes y recurrentes y posiciones de mercado muy potentes.

“Nuestros fondos de fondos están muy focalizados en compañías de calidad, que sean líderes en sus segmentos”, apunta Casasús.

Desde la gestora de fondos Atl Capital reconocen que también están observando con mucho detenimiento los mercados globales “para aprovechar las caídas con el fin de aumentar la posición en activos de riesgo”. También han empezado ya a comprobar que hay partes de los mercados de deuda corporativa “que empiezan a ofrecer valoraciones muy atractivas”.

Normas
Entra en El País para participar