Varios ex primeros ministros de la UE renuncian como consejeros de firmas rusas

El alemán Gerard Schroder aún no lo han hecho

Los ex primeros ministros de Francia (François Fillon), Alemania (Gerhard Schröder) e Italia (Matteo Renzi).
Los ex primeros ministros de Francia (François Fillon), Alemania (Gerhard Schröder) e Italia (Matteo Renzi).

Varios primeros ministros de países de la Unión Europea han tenido que dimitir de sus puestos como consejeros en grandes conglomerados rusos, tras la invasión de Ucrania por parte del ejército de Rusia. Es  el caso de los ex jefes de gobierno de Finlandia, Esko Aho, de Italia, Matteo Renzi y Austria, Christian Kern.

Varias de las empresas para las que trabajaban están controladas por jerarcas muy cercanos al régimen y al líder autocrático ruso Vladimir Putin. Entre los que aún no han renunciado a su puesto están el ex primer ministro francés François Fillon y el ex canciller alemán Gerhard Schröder, que recientemente ha sido seleccionado para entrar en el consejo de la gasista Gazprom.

El finlandés Esko Aho, primer ministro de 1991 a 1995, formaba parte de la junta directiva de uno de los principales bancos rusos, Sberbank. "No se trata de protestar contra el banco. Pero trabajar para ellos después del ataque se ha vuelto imposible para mí", aseguró al diario Ilta-Sanomat.

El ex jefe del gobierno italiano Matteo Renzi (2014-2016) formaba parte del consejo de administración de Delimobil, una de las mayores empresas rusas para compartir coches, creada en Moscú hace varios años por un empresario italiano. "Renunció esta mañana", confirmó ayer a la AFP su portavoz.

Tres ex primeros ministros austriacos

Austria, un país neutral y amigo tradicional de Rusia, cuenta con tres ex cancilleres y dos ex ministros con intereses financieros en empresas rusas.

El ex jefe de gobierno izquierdista Christian Kern (2016-2017) confirmó el jueves a la AFP que abandonaba el consejo para la vigilancia de los ferrocarriles estatales rusos, una decisión inevitable debido a los últimos acontecimientos en Ucrania, explicó.

También ha optado por esta decisión el ex primer ministro francés François Fillon, que se incorporó en diciembre al consejo de administración del gigante petroquímico ruso Sibur, controlado entre otros por Leonid Mijelson, uno de los hombres más ricos de Rusia, y Gennady Timchenko, un colaborador cercano del presidente Putin. “Solo Vladimir Putin es culpable de haber iniciado un conflicto prevenible (...) En estas condiciones, no puedo seguir siendo miembro de los consejos de administración de las firmas rusas Zarubeshneft y Sibur”, desveló el viernes.

En Alemania también arrecian las críticas contra Schröder que es jefe del consejo de supervisión del gigante petrolero Rosneft,  tiene un alto cargo en Nord Stream y es muy cercano a Vladimir Putin. En su página personar el mandatario ha asegurado "que se han cometido muchos errores por las dos partes".

El excanciller austriaco Wolfgang Schüssel, que forma parte del consejo de administración del grupo petrolero ruso Lukoil, informó por su parte a la televisión pública ORF que Lukoil cotizaba en la bolsa de valores de Londres y que no era una empresa pública. Por lo tanto, consideraba que no era necesario dimitir.

Normas
Entra en El País para participar