Ocean Drive abre su primer hotel en Madrid tras invertir 35 millones

El inmueble de 72 habitaciones ocupa el antiguo Real Cinema frente al Teatro Real

Recreación de la fachada del nuevo hotel Ocean Drive Madrid, que se inaugura el viernes 25 de febrero.
Recreación de la fachada del nuevo hotel Ocean Drive Madrid, que se inaugura el viernes 25 de febrero.

El grupo balear Ocean Drive entra en Madrid con la inauguración de un hotel de 72 habitaciones, que ocupa los terrenos del antiguo Real Cinema y que ha recibido una inversión de 35 millones de euros para completar la compra y la reforma. La historia, sin embargo, se remonta a 2017, fecha en la que alcanzó un acuerdo con los antiguos propietarios del cine para la compra del activo, que ha sufrido una remodelación integral. “Estamos ansiosos para abrir. Estamos en una localización bestial, muy céntrica, en una zona que se ha convertido en un referente de la vida cultural y de ocio de Madrid. Fue una apuesta arriesgada en su momento que se ha convertido en un acierto”, recalca Marc Rahola, fundador y consejero delegado de la compañía hotelera.

Madrid es la segunda apuesta urbana, tras Barcelona, de una compañía nacida en Baleares (Rahola es sobrino de Abel Matutes y primo de Abel Matutes Prats) y que en la actualidad cuenta con tres hoteles en Ibiza, uno en Mallorca y otro en Barcelona. Para financiar el proyecto, la compañía ha levantado junto a varios inversores un fondo de 35 millones de euros. “Cada proyecto y cada ubicación requiere un modelo diferente. En algunos casos será conveniente la propiedad y en otros la gestión, no me cierro a ningún esquema”, precisa Rahola, que recalca que acaba de cerrar tres contratos de alquiler con una duración de 25 años.

La gastronomía será otro de los puntos fuertes del hotel, ya que tres cocineros de renombre (Carlos Bosch, Rafa Zafra y Luis Rodríguez) se harán cargo de la oferta gastronómica del hotel. “Queremos que sea una experiencia gastronómica completa durante 24 horas, con desayunos, comidas, cenas, servicio de habitaciones o skybar. Y además la prioridad es que sea inclusivo y que esté abierto para todas las personas que transiten por la zona, no solo para los clientes del hotel.

Madrid es la última parada de un proceso de crecimiento que seguramente se acelerará con la recuperación del turismo a partir del segundo semestre. “En octubre adquirimos el 25% de otra hotelera (Concept Hotel Group) y tenemos proyectos para crecer en el extranjero en Saint Tropez, con un inmueble adquirido en 2017, y en Londres con la apertura de un hotel de marca Ryans dirigido a un público más joven”, asegura Rahola. De esta manera cuentan ya con una cartera de 15 alojamientos, que crecerá en el futuro. “El objetivo es abrir dos o tres hoteles cada año”.

Normas
Entra en El País para participar