Indicadores económicos

La actividad de la zona euro acelera en febrero pese a la subida récord de los precios

El índice de gestores de compras (PMI) sube a 55,8 puntos y se sitúa en máximos de los últimos cinco meses

La actividad de la zona euro acelera en febrero pese a la subida récord de los precios
Efe

El crecimiento de la actividad de las empresas de la zona euro se ha acelerado en febrero de forma significativa, según refleja el avance del índice de gestores de compra (PMI), que se ha situado en máximos de los últimos cinco meses, debido sobre todo a la relajación de las restricciones aprobadas por el Covid-19 y a pesar de que los precios cobrados a los consumidores registraron el mayor incremento de la serie histórica, según IHS Markit.

En concreto, el PMI compuesto de la zona euro ha alcanzado en febrero los 55,8 puntos desde los 52,3 de enero, su mejor lectura en cinco meses, incluyendo una mejora del PMI del sector servicios hasta los 55,8 puntos, frente a los 51,1 de enero, en máximos de tres meses, mientras que el PMI manufacturero ha corregido a 58,4 enteros desde los 58,7 del mes anterior.

La aceleración registrada en el segundo mes del año se produce después de dos meses (diciembre y enero) de expansión "moderada" como consecuencia de las medidas dirigidas a poner freno a los contagios por ómicron, lo que ayuda a impulsar las expectativas futuras, los nuevos pedidos y la creación de empleo también.

La "reapertura" de la economía impactó positivamente en la demanda y los nuevos pedidos aumentaron en febrero a su mayor ritmo desde agosto, según el documento, que se basa en las respuestas recogidas en un panel del que participan más de 5.000 empresas de la eurozona.

"La combinación del aumento de la demanda, la atenuación de las medidas de contención del Covid-19 y la reducción de los problemas de suministro ayudó a impulsar las expectativas para la actividad futura a su máxima desde junio del año pasado, registrándose más optimismo tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios", han detallado desde Markit.

Por sectores, destaca la mejora en servicios gracias a la recuperación de los viajes, el turismo y el comercio. Por su parte, la producción manufacturera se expandió, aunque de forma más moderada que el mes precedente, gracias a que los "cuellos de botella" y los problemas de abastecimiento de suministros se están atenuando.

No obstante, pese a que la atenuación de los retrasos en las entregas de suministros ayudó a reducir la inflación de los costes de las materias primas, las persistentes presiones en los costes relacionadas con el aumento de los sueldos y del precio de las energías impulsaron el mayor aumento de los precios medios cobrados de toda la historia del estudio PMI.

"La fortaleza de la recuperación de la actividad total señalada por el índice PMI ofrece bienvenidas evidencias de que hasta ahora la economía ha mostrado una resistencia alentadora frente a la ola de ómicron, pero la intensificación de las presiones inflacionistas aumentará las especulaciones de que el BCE adoptará una postura cada vez más dura", ha indicado Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

Normas
Entra en El País para participar