_
_
_
_

Power Dot instalará 1.500 cargadores para vehículos eléctricos hasta 2025

Firma acuerdos con CBRE, Ibis y Cushman & Wakefield

Ricardo Sobrino
Uno de los cargadores de Power Dot.
Uno de los cargadores de Power Dot.

El operador de cargadores para vehículos eléctricos Power Dot ha desembarcado en el mercado español con el objetivo de convertirse en una de las principales empresas de la recarga pública. Para ello, la firma, que ya cuenta con 150 puntos de recarga en España, prevé instalar 1.500 cargadores hasta 2025 y ampliar la red hasta los 3.500 cargadores en 2030.

La intención de la compañía es posicionarse en zonas especialmente concurridas de las ciudades (parkings, supermercados, centros comerciales, restaurantes) y para ello busca acuerdos con empresas del sector inmobiliario y la distribución para instalar puntos de recarga en sus edificios. En España ya tiene cerrados contratos con CBRE, Cushman & Wakefield, Ibis, Mercasa, Q8 y Martín López Carburantes.

“Buscamos constantemente socios que quieran formar parte de este cambio ecológico y actualmente estamos negociando con algunos de los grupos españoles más relevantes dentro del sector de la gestión inmobiliaria, el comercio minorista, el gas y el petróleo”, explica a CincoDías el general manager de Power Dot, Joao Seabra.

Más allá de los puntos urbanos la empresa también está instalando hubs de recarga ultrarrápida en las principales autovías españolas (A2, A4, A5, A6, A7) que permitirán cargar hasta el 80% de la batería en unos 20 minutos.

Aunque acaba de iniciar su actividad en el mercado español, la compañía ya cuenta con más de 2.000 puntos distribuidos entre Portugal, Francia, Bélgica, Luxemburgo y Polonia. Solo este año invertirá 10 millones de euros para instalar 500 cargadores.

Impulso del negocio

La entrada de Power Dot en España viene acompañada de cambios normativos que espera que impulsen su negocio y el desarrollo tanto del vehículo eléctrico como de la industria de los cargadores ya que aún se encuentra en una fase inicial.

“España sigue estando a la cola de Europa en cuanto a presencia de vehículos eléctricos. En 2021, la cuota de mercado fue del 2,76%mientras que en Portugal y Francia la cuota fue de entre el 9% y el 10% y en Noruega del 65%. Los estudios muestran que uno de los principales motivos por el que los españoles no compran este tipo de vehículos es la falta de infraestructura de recarga y nuestro objetivo es claro: instalar y desplegar tantos cargadores públicos como sea posible”, señala Seabra.

En ese sentido, la compañía se verá beneficiada por la nueva normativa que a partir del 1 de enero de 2023 obligará a que todos los aparcamientos no residenciales tengan un 2,5% de plazas con cargador instalado, detalla el general manager de Power Dot. Esto supone que deberá haber una estación de recarga por cada 40 plazas y 25 cargadores por cada 1.000 aparcamientos.

Se trata de una medida ambiciosa que no obstante requerirá de una elevada inversión para los propietarias de parkings, como centros comerciales, y por ello Power Dot busca aliarse con las empresas del sector.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.

Archivado En

_
_