Mapfre dispara un 45,3% su beneficio y recupera el dividendo prepandemia

La aseguradora se anotó 167 millones por la ruptura del acuerdo con Bankia

Antonio Huertas, presidente de Mapfre, durante la presentación de los resultados de 2021.
Antonio Huertas, presidente de Mapfre, durante la presentación de los resultados de 2021.

Mapfre ganó 765 millones de euros en 2021, un 45,3% más que el año anterior. Buena parte del incremento se debe a los 167 millones de plusvalías que se anotó tras la ruptura del acuerdo con Bankia (absorbida por CaixaBank). También tuvieron una aportación importante los negocios en España y Portugal, y en Estados Unidos, con crecimientos de las ganancias de más del 15%. Y la buena contribución de la filial de reaseguro.

"Ha sido un año excelente, muy, muy bueno, a pesar del entorno tan desafiante", ha explicado el presidente del grupo, Antonio Huertas, en rueda de prensa. 

MAPFRE 1,70 0,95%

Parte del dinero proveniente de la ruptura con Bankia se ha destinado a un plan de bajas incentivadas en España (75 millones de euros). Sin estos apuntes extraordinarios, el beneficio se habría situado en 703 millones de euros (+6,8%).

Una buena parte del resultado logrado, 104 millones, se ha destinado a reforzar la rentabilidad futura de la compañía, mejorando la eficiencia operativa de sus operaciones de España e Italia, así como a optimizar la estructura financiera del grupo.

La conflictiva ruptura con Bankia

La ruptura del acuerdo con Bankia, que provenía de Caja Madrid y tenía una antigüedad de 22 años, ha sido traumático para Mapfre. De hecho, la aseguradora no está conforme con la cantidad que ha recibido de CaixaBank en concepto de indemnización.

"Por un lado mantenemos un arbitraje por un importe de 52 millones, por la interpretación de los contratos. Y por otra parte vamos a emprender acciones legales contra Oliver Wyman, el tasador, porque creemos que no ha actuado bien, no se ha ceñido a las prácticas internacionales de valoración de aseguradoras", ha explicado Huertas. "Un buen ejemplo de que no lo ha hecho bien es que CaixaBank ha vendido a otra compañía el acuerdo que venía de Bankia, valorándolo al triple de la tasación".

Con los buenos resultados y el ingreso de efectivo por la venta del negocio con Bankia, Mapfre acumula 2.900 millones de euros de tesorería. Una de las vías para tratar de suplir la red comercial de Bankia es la búsqueda de un acuerdo para la venta de seguros de vida con el grupo creado tras la fusión de Unicaja y Liberbank. "Hay un proceso competitivo abierto, y nosotros estamos en él. Estaríamos encantados de poder llevarnos este acuerdo", ha apuntado Huertas.

Mapfre también mantiene un acuerdo con Banco Santander para vender en sus oficinas en España seguros de autos, autónomos y empresas. A su vez, las oficinas de Mapfre pueden ofrecer todos los productos financieros de Santander. "Estamos muy satisfechos con este acuerdo. Aún tiene un peso pequeño en Mapfre España, pero está creciendo con fuerza y vemos una total sintonía entre las redes comerciales de Mapfre y Santander", ha avanzado el presidente del grupo asegurador.

El impacto de la pandemia

La compañía ha resaltado que las cuentas de 2021 muestra la "gran resiliencia" del grupo, que en el año 2021 ha hecho frente a siniestros relacionados con la covid-19 por importe superior a 460 millones de euros. Desde el inicio de la pandemia, Mapfre ha desembolsado 783 millones de euros por siniestros relacionados con el coronavirus.

Los ingresos del grupo aumentaron un 7,2% en el año 2021, hasta superar los 27.257 millones de euros. Según ha explicado el presidente de la compañía, "los tipos de cambios de varias de nuestras filiales nos han perjudicado". Tomando como referencia el precio de las divisas respecto al euro en 2018, el nivel de ingresos habría rozado los 30.000 millones de euros, "justo el que nos habíamos marcado en nuestro plan de negocio trienal".

Las primas crecieron un 8,2% en 2021, gracias especialmente a la favorable evolución del negocio en España y Portugal, en Latinoamérica (donde prácticamente todos los países crecen) y en el negocio reasegurador.

Asimismo, el patrimonio atribuible del grupo al finalizar 2021 ascendió a 8.463 millones y los activos totales sumaron 63.854 millones de euros, una evolución condicionada por la salida de Bankia. Las inversiones de Mapfre, por su parte, ascienden a 46.160 millones de euros, de las que casi la mitad corresponden a renta fija soberana.

Remuneración al accionista

El consejo de administración ha acordado proponer a la junta general de accionistas un dividendo complementario con cargo al ejercicio 2021 de 8,5 céntimos de euro brutos por acción. Con esta propuesta, se recupera el dividendo que el grupo pagaba antes de la pandemia.

De este modo, el dividendo total con cargo al ejercicio 2021 asciende a 14,5 céntimos de euro brutos por acción, lo que supone un payout del 58,4%. Mapfre ha destinado a pagar a sus accionistas un total de 416 millones de euros en 2021. En 2021, la rentabilidad sobre la cotización media ha sido superior al 7,6%.

Huertas ha recordado que durante los últimos 10 años el grupo ha repartido entre sus 200.000 accionistas más de 4.200 millones de euros. También ha asegurado que la Fundación Mapfre no tiene pensado rebajar su peso en el accionariado del grupo Mapfre, que en la actualidad asciende al 63% de las acciones.

Críticas a Escrivá

Una de las prioridades de Mapfre en los últimos años ha sido crecer en el ámbito de la gestión de activos, fundamentalmente en fondos de inversión y planes de pensiones. En 2021, el negocio de fondos creció un 19%, hasta los 5.400 millones de euros, y el de planes un 11,8%, hasta los 6.431 millones de euros.

Sobre los planes del Gobierno para cambiar el mercado de planes de pensiones, fomentando los planes colectivos empresariales en detrimento de los planes individuales, el presidente de Huertas se ha mostrado crítico. "Compartimos el objetivo básico del ministro Escrivá de fomentar el ahorro previsional en el ámbito de la empresa, pero nos parece que en el proceso legislativo hay cierta improvisación. Están jugando a prueba y error. Eso no es serio".

El directivo ha valorado la última propuesta de excluir de la base de cotización a la Seguridad Social las aportaciones de las empresas a los planes de pensiones de sus empleados, lo que rebajaría dicha base y abarataría la cuota resultante que debe pagar el empresario.

"También nos parece interesante que se trate de extender el modelo a pequeñas empresas y autónomos. De hecho, nosotros ya tenemos productos que van en esta línea. Y participaremos en los nuevos fondos de pensiones de empleo de promoción pública, pero es importante que la iniciativa pública no colapse la iniciativa privada", ha apuntado.

Normas
Entra en El País para participar