Diálogo social

Los empresarios no respaldarán la subida del salario mínimo a 1.000 euros

El Comité Ejecutivo de la CEOE rechaza por unanimidad el incremento propuesto ayer por Díaz y dice que responde a una "aspiración política" y "no a la lógica económica".

No ha habido sorpresas. Los empresarios van a rechazar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) de 965 a 1.000 euros (en 14 pagas) de forma retroacitva desde el 1 de enero pasado anunciado por el Gobierno. Así se desprende del rechazo unánime a este incremento mostrado hoy porl comité ejecutivo de las patronales CEOE y Cepyme a este incremento avanzado ayer por la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La cúpula empresarial justifica esta negativa a aceptar un salario mínimo de 1.000 euros al mes debido a "un contexto económico de incertidumbre, en el que previsiblemente no se recuperarán los niveles de negocio precrisis hasta 2023, con presiones crecientes en los costes de las empresas y una notable caída acumulada de la productividad".

Este incremento rechazado de 35 euros mensuales que supondría un coste adicional al empresario de unos 600 euros al año (incluyendo las cotizaciones) por trabajador que cobre el salario mínimo. Esto además podría dañar el empleo entre los niveles menos cualificados, opinan los dirigentes empresariales.

Asimismo, la patronal considera "que no es el momento" de aplicar esta subida salarial que, según han denunciado hoy, parece responder más a una aspiración política en el seno del Gobierno que a la lógica económica.

El comité ejecutivo de CEOE-Cepyme se ha reunido hoy para analizar este incremento anunciado ayer por Díaz a los empresarios y sindicatos en un encuentro tras el que la ministra dejó más o menos claro que el Gobierno iba a acometer esta subida con o sin el respaldo de las organizaciones empresariales. No obstante, la vicepresidenta dijo que "escucharía" lo que tuvieran que alegar los agentes sociales hasta mañana, fecha en la que el Ejecutivo ha vuelto a convocarles para dejar cerrado este aumento del salario mínimo y aprobarlo "con prontitud" en el Consejo de Ministros previsiblemente del día 22 de febrero.

De esta forma, y tras la negativa unánime mostrada hoy por el Comité Ejecutivo patronal, el Gobierno solo contará con los sindicatos para firmar este acuerdo. Aunque esta negociación con los agentes sociales y, por tanto, la firma de un acuerdo es más bien simbólica porque la ley no obliga al Ejecutivo a negociar con los interlocutores sociales este incremento sino solo a consultarles e informarles.

Desde la patronal añaden que la subida propuesta por el Gobierno, que afectará a cerca de dos millones de trabajadores asalariados de manera directa o indirecta, no tiene "conexión con la productividad" y la "recuperación".

La subida propuesta por el Gobierno está en la franja intermedia de las recomendaciones del comité de expertos, en cuyo informe se contemplan tres escenarios para 2022 con incrementos del SMI a 989 euros mensuales (24 euros más), a 996 euros (31 euros más) o a 1.005 euros (40 euros más).

Normas
Entra en El País para participar