Ingeniería

Ayesa pone su foco inversor en EE UU y Australia para la compra de ingenierías

Destinará hasta 300 millones para acelerar el crecimiento y doblar su volumen de negocio en cinco años

Trabajadoras de Ayesa en una de las obras proyectadas por la compañía.
Trabajadoras de Ayesa en una de las obras proyectadas por la compañía.

La nueva ola de expansión de la firma de servicios de tecnología e ingeniería Ayesa está lanzada. Desveló el jueves la adquisición de la ingeniería irlandesa ByrneLooby y quiere tomar posiciones en Estados Unidos este mismo año, donde analiza oportunidades de compra. Australia sería la siguiente parada, probablemente en 2023.

La que ha sido la cuarta operación corporativa de la compañía andaluza en sus 56 años de historia refuerza la posición en proyectos de infraestructuras en el Reino Unido y Oriente Medio, cumpliendo un plan estratégico en el que se prima la búsqueda de crecimiento para la rama de ingeniería civil en mercados anglosajones. La entrada en el accionariado del fondo británico A&M Capital Europe, el pasado mes de octubre, activó el sondeo del mercado para acelerar el desarrollo por la vía inorgánica.

Las adquisiciones en España buscarán reforzar el área tecnológica

Para ello, Ayesa cuenta con un presupuesto de 300 millones. Las adquisiciones, explican fuentes internas, se realizarán fuera de España para armar el brazo de ingeniería y en el mercado doméstico para el desarrollo de la división de tecnología. En cinco años la compañía, que ingresó 256 millones en 2020 y emplea a 5.400 trabajadores, espera duplicar su volumen de negocio.

Dirigida por José Luis Manzanares Abásolo, Ayesa ha establecido su filial estadounidense en Texas, segunda economía del país norteamericano y campo de desarrollo de constructoras españolas, pero su interés también se extiende hacia otros Estados con grandes planes de infraestructuras. Si bien hay fuerte presencia de la construcción española, EE UU es terreno prácticamente acotado para las ingenierías foráneas ante la existencia de compañías de fuerte calado.

Esta base deberá servir para abordar proyectos también en Canadá, optando a servicios en carreteras, ferrocarriles y metro. Pero ante todo, Ayesa quiere arrancar con las infraestructuras de transportes e ir asentando en EE UU el resto de sus negocios, como los servicios de ingeniería para clientes industriales, del ciclo integral del agua y las tecnologías de la información.

El CEO del grupo Ayesa, José Luis Manzanares.
El CEO del grupo Ayesa, José Luis Manzanares.

En los presupuestos de la empresa, Reino Unido e Irlanda, EE UU y Australia deben aportar un tercio de la actividad internacional de ingeniería en 2024, y crear un cuarto pilar, junto a España, Latinoamérica y resto del mundo (India, Arabia, Polonia, Italia, Alemania, Portugal, etc.). Tras la experiencia en el mercado británico, en el que entró en 2014 y ha trabajado en proyectos como el túnel londinense Silvertown, la española no descarta nuevas operaciones corporativas en ese país al margen de la recién sellada con ByrneLooby (24 millones de facturación y 225 empleados).

Ayesa abrió el año pasado oficinas permanentes en Portugal, al calor de contratos en el metro de Oporto, y en Chile. Son 2 de los 17 países en que tiene presencia directa, destacando India con más de 400 trabajadores. Una vez consolidada en estos y otros mercados como México, Panamá, Perú, Colombia, Ecuador o Brasil, su intención es equilibrar el peso de estos mercados con mayor protagonismo de los anglosajones.

Casi 20 años de aventura exterior

Geografías. España supone el 54% de los ingresos de Ayesa por el peso de los proyectos de tecnología para la Administración. La rama de ingeniería, por su parte, tiene un 80% de su negocio en el exterior. Otro 31% de la actividad está en Latinoamérica y el 15% procede de Asia y Oriente Medio.

Clientes. El pretendido salto de Ayesa a EE UU o Australia se produce siguiendo a sus mayores clientes de ingeniería: constructoras y grupos energéticos.

Expansión. Ayesa inició en México en 2003 su salida al exterior. Entre 2006 y 2009 entró en Polonia, Marruecos, Argelia e India. En el quinquenio 2010-2014 se estableció en Perú, Panamá, Brasil, Ecuador, Colombia y Chile. Y las delegaciones más recientes son las del Reino Unido, Arabia Saudí y Filipinas, las tres abiertas en 2015; las de Alemania e Italia, inauguradas en 2017, y Portugal y Chile abrieron el año pasado.

Normas
Entra en El País para participar