Infraestructuras

Ferrovial firma y logra financiar los más de 1.000 millones del túnel Silvertown de Londres

El consorcio adjudicatario inicia los trabajos previos a la construcción mientras se resuelve el recurso de ACS

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial.
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial.

El consorcio RiverLinx, formado por Cintra (Ferrovial), Aberdeen Standard, BAM, SK E&C, y los fondos PGGM y Macquarie, ha anunciado esta tarde la firma, con Transport For London (TfL), del contrato de gestión del túnel londinense de Silvertown. Un hito que ha estado bloqueado por un recurso de ACS y que ha permitido ahora formalizar la financiación de los más de 1.000 millones de libras de inversión (más de 1.170 millones de euros).

El grupo adjudicatario ha contado con el respaldo de 15 entidades internacionales: Aviva, Credit Agricole, DZ Bank, KEB Hana, export-import Bank of Korea, Korea Trade Insurance Corporation, KfW IPEX-Bank, Nrinchunkin, Royal Bank of Canada, Samsung Lie, Shisei Bank, SMBC y Woori Bank. El concurso había sido resuelto en mayo con la oferta preferente de Ferrovial y sus socios para el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento del túnel.

Además del decisivo paso de la financiación, se permite ahora que la unión temporal de empresas que abordará la fase de construcción, formada por BAM Nuttall, Ferrovial Agroman y SK E&C puedan comenzar a seleccionar subcontratistas y proveedores de materiales.

Recreación de uno de los accesos al futuro túnel Silvertown, en Londres.
Recreación de uno de los accesos al futuro túnel Silvertown, en Londres.

La reclamación de ACS, que había competido por el concurso a través de las constructoras Dragados y Hochtief y de su concesionaria Iridium, sigue vivo ante el Tribunal Tecnológico y de Construcción de Londres. La empresa demanda una supuesta falta de transparencia y equidad por parte de TfL, pero el tribunal decidió que el proceso de adjudicación continuara con la firma de contrato.

El paso Silvertown bajo el río Támesis, con dos túneles gemelos de 1,4 kilómetros y rampas de acceso de 600 metros, se ha convertido en una de las mayores inversiones en carreteras en la capital de Reino Unido. La infraestructura conectará la ribera sur con la norte e incluye carriles para autobuses en ambas direcciones, lo que permitirá el tránsito de 37 autobuses a la hora en cada dirección, que se suman a los seis que cruzan el túnel Blackwall en la actualidad.

Normas
Entra en El País para participar