Infraestructuras

Transportes dará vida al puerto exterior de A Coruña con una conexión de 157 millones al tren

Adif licitará este mes la construcción de un ramal de 6,7 kilómetros con cargo a los fondos europeos

Vista del puerto exterior de A Coruña en Punta Langosteira.
Vista del puerto exterior de A Coruña en Punta Langosteira.

La largamente demandada conexión ferroviaria para el puerto exterior de A Coruña en Punta Langosteira toma forma con el impulso de los fondos europeos que alimentan el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). La secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, ha firmado el convenio de desarrollo de este nuevo acceso con la presidenta de Adif, Marisa Domínguez, el presidente de Puertos del Estado, Álvaro Rodríguez Dapena, y el de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado. El presupuesto es de 157 millones (sin IVA) y está previsto que Adif licite las obras este mismo mes de febrero.

Antes de la publicación de los pliegos, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña (APAC) debe aprobar el proyecto constructivo del ramal, que conectará con el Eje Atlántico en vía única de 6,7 kilómetros de longitud sin electrificar. De este trazado, 5,3 kilómetros discurren en túnel. Desde Transportes se ha explicado que en una primera fase se montará vía con ancho ibérico (1.668 mm), estando prevista su posterior adaptación al ancho internacional (1.435 mm). El diseño también será compatible con la futura electrificación del acceso.

La extensión del puerto gallego, muy cerca de las instalaciones de Inditex en Arteixo, mereció una inversión de 750 millones y una fuerte carga de deuda para la Autoridad Portuaria, que veía penalizada su competitividad por carecer de conexión con el tren de carga en Punta Langosteira. La financiación de las obras correrá a cargo del Mecanismo de Reconstrucción y Resiliencia (MRR), con asignación a la Autoridad Portuaria de A Coruña.

El proyecto cuenta con declaración de impacto ambiental, que fue corregida en junio de 2017 por la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, y que tuvo que ser prorrogada en agosto del año pasado. Está previsto que la nueva infraestructura ferroviaria se incorpore a la Red Ferroviaria de Interés General, asumiendo la Autoridad Portuaria su titularidad y administración.

De forma paralela, la APAC va a licitar y ejecutar obras para el desarrollo de la Fase 1 de la red ferroviaria interior en Langosteira, que darán continuidad al nuevo ramal de acceso. La inversión estimada en esta actuación complementaria asciende a 14 millones de euros (IVA excluido) que serán también financiados en el marco del plan de recuperación de la economía.

Un gigante poco aprovechado

Punta Langosteira, abierto en 2014, cuenta con la mayor superficie de suelo industrial excedentario del litoral español. Su construcción fue soportada con capital propio (200 millones), fondos europeos (270 millones) y deuda (330 millones entre BEI y Puertos del Estado), pero el cumplimiento de los compromisos financieros chocó con la caída de importantes clientes, con el cierre de la central térmica de Mirama o la de crisis de Alcoa, y el freno a un plan de desinversiones.

Entre las posibilidades de desarrollo, se ha pensado en los últimos años en la atracción de nuevos graneles relacionados con el sector energético (petróleo y coque, esencialmente), la creación de un polo productivo para la energía eólica off shore, el impulso de una iniciativa para el blending de petróleos, la salida de piedra natural, el mantenimiento de buques, achatarramiento de grandes piezas metálicas, la gestión de resíduos, construcción de cajones para otros puertos, o la gestión de grandes volúmenes de productos agroalimentarios. Pero el ramal ferroviario siempre ha sido demandado como pilar para atraer actividad.

Normas
Entra en El País para participar