American Express renueva el consejo de su principal filial europea

Contratará a 400 empleados en 2022 para acompañar su crecimiento

Juan Orti, presidente de American Express España y Amercian Express Europe.
Juan Orti, presidente de American Express España y Amercian Express Europe.

American Express Europe ha renovado su consejo para impulsar el crecimiento del negocio de tarjetas en Europa. La compañía de medios de pago se encuentra en una etapa en la que busca crecer y ha llevado a cabo varios movimientos en la cúpula directiva de su principal sociedad en el Viejo Continente con el objetivo de reforzarse en los segmentos de consumo prémium y pagos corporativos.

De esta forma, el consejo de administración de American Express Europe se ha reducido de ocho a siete miembros y Juan Orti Ochoa de Ocáriz ha pasado a ser el nuevo presidente en sustitución de Rafael Márquez, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). Igualmente, han salido del consejo Ana Muñoz Vázquez y Samuel Lesaulnier y en su lugar ocupará una silla Sonja Scott.

Fuentes de la compañía señalan que los cambios en la composición del consejo se realizan de forma periódica “para garantizar que cumplimos nuestros objetivos estratégicos en el mercado europeo, incluyendo la ampliación de nuestro liderazgo en el espacio de consumo prémium, así como la consolidación de la fuerte posición de la compañía en materia de pagos corporativos”.

Dentro de esa etapa de crecimiento, las mismas fuentes detallan que la compañía contratará 400 empleados nuevos en 2022 para cubrir puestos relacionados con servicios comerciales, atención al cliente, legales y cumplimiento normativo y control de datos.

American Express Europe es el centro neurálgico del negocio de American Express en Europa. La sociedad, con domicilio en España, controla el negocio de emisión de tarjetas personales y corporativas para la mayoría de países de la región.

Según consta en su último estado de información no financiera, en 2019, a raíz de los posibles cambios normativos con motivo del Brexit que impedirían usar los derechos de pasaporte en el resto de países europeos, American Express decidió transferir todos sus negocios de Europa continental a su filial española American Express Europe, salvo la actividad de emisión de tarjetas en Italia, Bélgica y Francia. De esta forma, la propia compañía reconoce que esta sociedad es “laprincipal entidad emisora de Europa continental”.

La entidad está supervisada por el Banco de España y está autorizada a operar en el país mediante el régimen de pasaporte, bien a través de sucursales o con carácter transfronterizo en el Reino Unido. También tiene presencia en otros 29 países europeos: Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Suecia.

De hecho, según los citados estados de información no financiera de 2020, American Express Europe cuenta con sucursales en Alemania, Austria, Países Bajos, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, Hungría, Polonia e Irlanda.

Duplica beneficios en el último año

Aumento del gasto de los consumidores. La semana pasada American Express anunció un beneficio de 8.060 millones de dólares (unos 7.100 millones de euros al cambio) en 2021, lo que supone más que duplicar las ganancias del año anterior, impulsada por el fuerte incremento del gasto de los consumidores. Igualmente, obtuvo ingresos por 42.380 millones de dólares (+17,4%). Según expresó Stephen J. Squeri, presidente y consejero delegado, el objetivo a largo plazo es elevar los ingresos por encima del 10%.

Normas
Entra en El País para participar