Infraestructuras

La marina de megayates de Málaga ultima las obras para abrir entre marzo y abril

Las promotoras OCP e IGY reciben el reconocimiento a la sostenibilidad del proyecto

Recreación de la marina de megayates en el puerto de Málaga.
Recreación de la marina de megayates en el puerto de Málaga.

La futura marina para megayates de Málaga se encuentra a escasas semanas de iniciar su actividad en un momento de efervescencia inversora por este tipo de instalaciones. Ocean Capital Partners (OCP), especialista en la inversión y gestión de activos portuarios, ampliará de este modo su presencia en el segmento de puertos deportivos en España. Y lo hará en alianza con el gigante estadounidense de las marinas Island Global Yatching (IGY), que se estrena en este país con la iniciativa malagueña. La compañía explota dos posiciones en el Mediterráneo Occidental (la francesa Sète, abierta en 2019, y Porto Cervo, en Córcega) y 17 en Miami, Santa Lucía o Nueva York.

La concesión administrativa fue otorgada por la Autoridad Portuaria de Málaga en mayo de 2020 y las promotoras han recibido un reconocimiento a la sostenibilidad en la reciente feria del turismo Fitur, a pocas fechas del estreno, previsto entre marzo y abril. Tras una inversión de unos 11 millones, el plazo de explotación de IGY Marina Málaga alcanza los 20 años. Su arranque se producirá bajo la dirección de Óscar Calero, con experiencia en la gestión del club náutico Lo Pagan (Murcia) y del Monte Real Club de Baiona (Pontevedra).

Este nuevo referente de la navegación de alto standing ubicado en el muelle 1 del puerto de Málaga está inspirado en marinas de megayates de Nueva York, Miami o el Caribe. Tendrá 31 puntos de atraque para embarcaciones de 30 a 180 metros de eslora y sus impulsores estiman un impacto económico anual en la ciudad de Málaga superior a los 100 millones de euros. También se prevé la creación de 800 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos, al margen del equipo de un centenar de operarios que ha trabajado en la fase de construcción.

OCP e IGY hablan de una infraestructura sostenible y ecoeficiente, “donde se ha cuidado hasta el más mínimo detalle para lograr unas instalaciones acordes al siglo XXI y la excelencia en un proyecto que supone un antes y un después en la náutica en España”. La instalación estará abierta a visitantes y reunirá desde oferta gastronómica a servicios directos orientados a las tripulaciones y armadores.

En la fase comercial se hace hincapié en la cercanía a Gibraltar, al aeropuerto de Málaga, en el clima, la oferta de golf y la gastronomía. Otro perfil por explotar es el de punto de tránsito en las travesías entre el Caribe y el Mediterráneo.

 

Normas
Entra en El País para participar