Canarias autoriza a Cepsa a desmantelar la refinería de Santa Cruz de Tenerife, la más longeva de España

En la primera fase, que durará hasta 2025, se eliminarán varias unidades y se recuperará el uso del suelo

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, junto al consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar.
El presidente canario, Ángel Víctor Torres, junto al consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar.

La Consejería de Transición Ecológica de Canarias ha autorizado el inicio, en las próximas semanas, de los trabajos de la primera fase del desmantelamiento de unidades de la refinería de Cepsa de Santa Cruz de Tenerife, la más longeva de España (1930) y parada desde hace más de 10 años, informó la compañía energética. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, abordaron el viernes los pormenores del proceso, que se engloba “en la estrategia de impulsar la sostenibilidad y la transición energética”.

 Torres señaló que la desinstalación de la refinería de Santa Cruz de Tenerife “supondrá una gran oportunidad para la transformación del municipio y podrá ser un emblema para las ciudades del futuro”. El presidente canario añadió que esta actuación, “que se llevaba esperando desde hacía muchos años”, debe ejecutarse siguiendo los criterios de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030. Y que esta será “una de las grandes actuaciones de la década” que se une a otras obras estratégicas impulsadas en Santa Cruz de Tenerife

El desmantelamiento se llevará a cabo en varias fases. La primera, hasta 2025, supondrá la retirada de unidades de la planta y la recuperación del suelo de la unidad conocida como Merox. La siguiente estará centrada en el entorno de los tanques de almacenamiento de crudo, para la cual Cepsa está tramitando los permisos preceptivos.

La puesta en marcha de un nuevo parque de almacenamiento en el puerto de Granadilla, para el que la compañía ya tiene una concesión administrativa y que se prevé para 2025, junto a un mayor uso de otras instalaciones que tiene en la isla, permitirá el inicio de los trabajos de esta segunda fase, que supondrá el desmantelamiento del resto de equipos de la refinería y “la remediación voluntaria de los suelos”. La última fase dará luz verde al proceso de construcción del nuevo espacio verde de la ciudad, clave en los objetivos de desarrollo sostenible de las Administraciones y Cepsa.

La compañía trasladó en la reunión que aspira “a convertirse en referente gracias al desarrollo de diferentes líneas de acción que afectan a todas sus áreas de negocio”. El desmantelamiento de la refinería refuerza los planes de transición energética de Cepsa y su giro verde, garantizando el suministro de las islas.

Una presencia de más de 90 años

El consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, destacó el viernes el compromiso de la energética con Canarias, lugar en el que precisamente inició su actividad en 1930. “Cepsa ha realizado una enorme contribución al desarrollo social y económico de Canarias desde hace más de 90 años, garantizando, además, su abastecimiento energético”, añadió.

Normas
Entra en El País para participar