Davos

Lagarde: "El BCE debe estar abierto a cambiar su previsión de inflación"

La presidenta del BCE reconoce que los datos de los próximos meses podrían mostrar una situación diferente pero insiste en que solo actuará cuando se den las condiciones necesarias

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
La presidenta del BCE, Christine Lagarde Reuters

La presidenta del BCE Christine Lagarde se ha mostrado dispuesta a ceder ante las presiones inflacionistas en la zona euro si la tensión en los precios persiste más de lo esperado en los próximos meses. Según ha señalado durante su intervención en el encuentro virtual del foro de Davor, “el BCE tiene que estar abierto a cambios en sus perspectivas de inflación”.

Según ha reconocido Lagarde, “tendremos proyecciones en un par de meses que podrían ser diferentes y en ese momento puede que tenga que revisar la hoja de ruta”. En todo caso, la presidenta del BCE ha insistido en que todo dependerá de los datos y ha recordado que la economía y los precios no se están moviendo a la misma velocidad en Estados Unidos, donde el mercado espera hasta cuatro subidas de tipos este año, que en la zona euro, donde las previsiones no apuntan a alzas de tipos hasta al menos 2023.

Lagarde ha aclarado que la inflación "no está en una espiral fuera de control" en la zona euro y ha mostrado su determinación a actuar, en alusión a las subidas de tipos, cuando se den las condiciones necesarias para ello. "Es algo que está fuera de cuestión", afirmó.

El BCE revisó sus previsiones de inflación el pasado diciembre y elevó su estimación de alza de precios en 2022 en la zona euro al 3,2%, mientras que en 2023 y en 2024 el IPC estaría en el 1,8%, por debajo incluso del objetivo de estabilidad de precios simétrico del 2%.  

 

Normas
Entra en El País para participar