La Fed está rebajando de más la senda de subidas de tipos

Un 2,5% a largo plazo parece poco, puesto que la inflación puede mantenerse en niveles medio-altos durante bastante tiempo

Jerome Powell, presidente de la Fed.
Jerome Powell, presidente de la Fed. reuters

Un error de previsión puede llevar a otro. Los banqueros centrales de EE UU subestimaron el tiempo que duraría la racha de alta inflación. Ahora puede que se equivoquen en cuanto a la subida de tipos. Los traders están empezando a darse cuenta.

Los precios de los bonos de EE UU y los futuros de los índices bursátiles cayeron el martes, empujando los retornos de la deuda soberana a dos años por encima del 1% por primera vez desde febrero de 2020. Se apuesta a que la Fed eleve los tipos más de las tres subidas de un cuarto de punto previstas para este año. La visión de los inversores a más largo plazo aún no se ha desviado mucho de la del banco central. La mayoría de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) prevén que los tipos se sitúen en torno al 2,5% a largo plazo, según lo publicado en diciembre. De los que no están de acuerdo, son más los que esperan que el máximo sea más bajo que eso.

En el último ciclo de endurecimiento, el tipo de EE UU alcanzó un máximo de alrededor del 2,5% antes de que la Fed comenzara a flexibilizar de nuevo, en 2019. Pero la inflación era menos de un tercio de la actual, así que el tipo real era positivo. La inflación retrocederá este año desde el 7%, pero es poco probable que vuelva a la quietud anterior al Covid. Incluso la previsión media del FOMC considera que se mantendrá por encima del 2% hasta 2024.

Así que la Fed podría tener que endurecer su política más de lo que prevé ahora, para que los tipos reales sean positivos. Cuanto más duren las presiones sobre los precios, más probable será que suban los salarios, lo que a su vez repercutirá en los precios. El cambio hacia una economía más ecológica también podría generar más inflación, como ha señalado Isabel Schnabel, del BCE: puede significar que los precios de los combustibles fósiles se mantengan altos, o quizás suban aún más. Y la enorme inversión pública y privada en tecnología verde podría impulsar el crecimiento y, por tanto, contribuir a subir salarios y demanda. Por tanto, hay muchas posibilidades de que los tipos de EE UU suban más de lo que se está diciendo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías