Financiación

CaixaBank coloca 1.000 millones en deuda social

Se trada de deuda sénior preferente con vencimiento a seis años

El CEO de CaixaBank, Gonzalo Górtazar.
El CEO de CaixaBank, Gonzalo Górtazar. Europa Press

Emisores públicos y privados son conscientes de que ahora que los bancos centrales están acelarando la retirada de los estímulos monetarios, mantener los costes de financiación en mínimos históricos va a tener los días contados. Eso unido a la abundante liquidez que existe en las cartera de los inversores en las primeras semanas del año está sirviendo de catalizador para impulsar la captación de recursos. Dentro de la banca española, BBVA fue la encargada de dar el pistoletazo de salida con la emisión de 1.000 millones en deuda sénior no preferente, un tipo deuda que las primeras semanas del ejercicio está siendo la protagonista entre las entidades financieras para cumplir con los requisitos regulatorios por los que se les exige construir un colchón de deuda con capacidad de absorber pérdidas.

Este jueves CaixaBank acapara todas las miradas. La entidad ha salidoa al mercado para vender 1.000 millones deuda sénior preferente con la etiqueta social. Los bonos con vencimiento en 2022 cuentan con opción de amortización anticipa al quinto año. El apetito mostrado por los inversores ha permitido rebajar el precio. La operación se ha cerrado con un diferencial de 62 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo a ese plazo), 18 puntos menos que con los que partía la emisión. Esto equivale a una rentablidad del 0,673%- La demanda ha superado los 1.500 millones, lo que supone una ratio de cobertura de 1,5 veces la oferta. Bank of America, CaixaBank, Citi, Natixis y Unicredit son las entidades encargadas de llevar a buen puerto la operación.

Esta semana además de CaixaBank, Santander y Unicaja han salido al mercado. La entidad que preside Ana Botín captó 1.300 millones en dos operaciones una en libras y otra en euros. De este importe 750 millones de euros fueron colocados en deuda sénior prefrente a cinco años, y los 600 millones restantes (500 millones de libras) en bonos sénior no garantizados con vencimiento en 2029. La lista de emisiones financieras la completa Unicaja con la venta de 300 millones de euros en deuda subordinada tier 2 con vencimiento en julio de 2032.

Normas
Entra en El País para participar