Tecnología

Back Market capta 450 millones y su 'marketplace' de dispositivos reacondicionados ya vale 5.100 millones

La compañía va a abrir una nueva oficina en Barcelona y promete fuertes inversiones en España. La ronda de inversión ha sido liderada por Sprints Capital junto a Eurazeo, Aglaé Ventures, General Atlantic y Generation Investment Management

Quentin Le Brouster, Thibaud Hug de Larauze y Vianney Vaute, fundadores de Back Market.
Quentin Le Brouster, Thibaud Hug de Larauze y Vianney Vaute, fundadores de Back Market.

La startup francesa Back Market, uno de los líderes europeos en electrónica de consumo reacondicionada, cierra una segunda mega ronda de financiación en poco más de siete meses. Tras captar 335 millones de dólares (295 millones de euros) el pasado mayo, la compañía ha anunciado ahora que ha levantado otros 510 millones de dólares (450 millones de euros), en una transacción que valora a la empresa en 5.100 millones de euros.

La ronda está liderada por un nuevo inversor en la compañía, Sprints Capital, aunque ha contado también con el apoyo de inversores ya presentes como Eurazeo, Aglaé Ventures (empresa de capital riesgo respaldada por el Grupo Arnault, accionista mayoritario de LVMH), General Atlantic y Generation Investment Management. 

Back Market opera un marketplace de dispositivos electrónicos reacondicionados, en su mayoría teléfonos inteligentes, pero también tabletas, televisores y portátiles, entre otros. Son equipos que ponen a la venta tras ser reciclados y restaurados y que permiten al usuario hacerse con uno de estos equipos a un precio más barato. También son una opción de compra interesante para quienes quieren evitar que se generen más residuos.

Thibaud Hug de Larauze, CEO y cofundador de Back Market, aseguraba el pasado noviembre a CincoDías que hay muchos productos ya usados en circulación que pueden repararse y volver a venderse en condiciones técnicas y físicas comparables a las de los productos nuevos. "El afán por los productos nuevos está dañando el planeta y nuestros recursos, y eso es lo que estamos tratando de combatir haciendo que los productos reacondicionados sean tan buenos como los nuevos, y a precios entre un 30% y un 70% más baratos”, indicó. También aseguró que los productos reacondicionados podían ser “una solución a la falta de chips” que vive el mercado

El ecosistema francés de startup vive un buen momento, pues en los últimos días también PayFit, Qonto y Ankorstore han anunciado haber recaudado cientos de millones de euros cada una.

“Nuestro objetivo es convertir la electrónica reacondicionada en la primera opción de compra en tecnología. Esperamos ver en este mercado un desarrollo similar al que hemos presenciado en el mercado de los coches de segunda mano, donde las ventas de estos vehículos han aumentado en comparación con las de coches nuevos", afirma Hug de Larauze. El directivo añade que "el apoyo y la confianza de estos fondos, junto con nuestra creciente base de clientes, marca un paso importante en el camino de Back Market y, lo que es más importante, para la economía circular en su conjunto". 

Desde la compañía entienden que la confianza en la electrónica reacondicionada es primordial para lograr visión de esa economía circular, y por eso, destaca que la tasa media de fallos en su plataforma es ahora de tan solo un 4%, casi a la par de la tasa media no oficial de fallos de los dispositivos nuevos, que ronda el 3%. Back Market asegura que uno de sus principales objetivos es limitar aún más las tasas de fallo para que los consumidores "tengan una alternativa sostenible a la compra de tecnología nueva", y recuerda que ofrece una garantía contractual de dos años para todas las compras. 

Hasta la fecha más de seis millones de clientes han comprado un dispositivo en Back Market. Según un estudio realizado por Kantar, uno de cada cinco compradores afirma que han adoptado hábitos más sostenibles desde el inicio de la pandemia por el Covid-19. La compañía asegura que la calidad de los vendedores disponibles en su marketplace se monitoriza a través de más de 20 métricas para garantizar la calidad de los productos y las mejores prácticas de comercio electrónico.

Back Market opera en 16 países, incluidos 13 mercados europeos, EE UU y Japón. Con la nueva ronda de financiación planea seguir invirtiendo en todos ellos para afianzar su posición en estos mercados estratégicos y expandirse a otros países tanto en Europa como fuera de ella. En España, la compañía asegura que continuará invirtiendo fuertemente, "ya que es un mercado clave", lo que se traduce en la apertura de una nueva oficina en Barcelona y "numerosas contrataciones". Actualmente, la compañía cuenta con un equipo de 600 empleados a nivel global y oficinas en Nueva York, Berlín, París y Burdeos.

Normas
Entra en El País para participar