El mercado español busca la revalorización en 2022

Su potencial de rentabilidad es superior a la media europea

Financiero, turismo o consumo, sectores que despuntarán

Mercado de valores
Getty Images

El Ibex 35 ha cerrado 2021 con un alza del 7,93%. Lo que parece un buen resultado en términos absolutos se convierte en un dividendo regular si lo comparamos con el obtenido por otros índices europeos: el Dax alemán ha subido un 16% en el ejercicio; el Cac francés, un 29%, y el FTSE Mib italiano, un 23%.

No obstante, esa diferencia puede convertirse en un potencial para su revalorización y, en un contexto de crecimiento razonable de la economía, la Bolsa española podría tener una rentabilidad superior a la media en 2022, “por encima del 10%”, estiman en Singular Bank.

Manuel Pinto, analista de XTB, cree que el “potencial de revalorización del selectivo español es suficientemente interesante de cara a 2022”. Destaca que sectores que tuvieron un comportamiento negativo el año pasado, “muy afectados por las diferentes restricciones en el mundo, como fue el turismo, que tan importante es para nuestra economía, podrían ser realmente atractivos de cara a este año, como así está ocurriendo en las primeras sesiones”.

Además, es optimista respecto a otros indicadores macroeconómicos “que reflejan la mejora económica del país, siguiendo la línea de los últimos datos de empleo, que mostraron una recuperación a niveles previos a la pandemia”.

Somos optimistas con que los próximos indicadores reflejen la mejora económica del país, en línea con los últimos datos de empleo

Manuel Pinto, analista de XTB

Hay que tener en cuenta, igualmente, que “algunos de los principales pesos pesados del Ibex 35 siguen contando con una capacidad alcista importante, y eso podría ayudar a que el selectivo repunte en 2022, siempre que la recuperación económica acompañe”, detalla Nicolás López, director de análisis de renta variable de Singular Bank. Y menciona a BBVA, Santander o Iberdrola, valores que podrían dar empuje a nuestra Bolsa el próximo año.

También el equipo de análisis de Renta 4 cree que el índice debería recuperar, al menos parcialmente, su peor comportamiento relativo a Europa y destaca el potencial de Acerinox –se está beneficiando del “espectacular momento” por el que atraviesa el sector del acero inoxidable tanto en Europa como en Estados Unidos–, IAG –por su capacidad de recuperación– y Cell­nex –debido a su positiva sostenibilidad de ingresos–.

Jaime Espejo, gestor de renta variable de Imantia, cree que una vez se hagan efectivos los fondos europeos Next Generation, vayan surtiendo efecto las políticas económicas y ceda la nueva ola del Covid-19, “España puede surgir como uno de los países con mayor atractivo, poniéndose en valor el potencial de nuestra economía”, sostiene.

En ese contexto, los sectores que más se pueden beneficiar, opina Espejo, son el consumo discrecional y el financiero, “apoyado en la recuperación y el entorno de tipos de interés más favorable. Asimismo, el segmento de energías renovables puede ofrecer oportunidades de cara a las inversiones que se realizarán en los próximos años en el mismo”.

No tenemos un selectivo atractivo y nuestra clase política gobernante despierta poca confianza entre los inversores internacionales

Javier Niederleytner, profesor del IEB

Javier Niederleytner, profesor del máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB, considera que “el mercado español, por desgracia, ya lleva tiempo fuera del foco de los inversores”, ya que “no tenemos un selectivo atractivo” por el peso del sector bancario, y porque “nuestra clase política gobernante despierta muy poca o ninguna confianza en los inversores internacionales”.

“El Ibex 35 adolece de un doble problema de cara a 2022: baja liquidez y mucha concentración en el sector financiero y en la economía social. Eso justifica los malos resultados del indicador que, sin embargo, y al añadir dividendos, nos plantea un escenario algo distinto”, explica Javier Molina, portavoz de eToro en España.

Esas circunstancias, “en un momento en el que los inversores buscan crecimiento, tecnología y altas expectativas de revalorizaciones, hacen que no sea nada atractivo para los inversores y, mucho me temo, será una constante en 2022”, concluye.

Normas
Entra en El País para participar