Plataforma B2B

Entidades vascas impulsan la creación de un ‘marketplace’ para el sector agroalimentario

Esperan validar el proyecto en 2022 y lanzarlo en 2023. El piloto se hará con el apoyo de agentes de la comarca Urola Kosta y de la Fundación Hazi. Está financiado por el Gobierno vasco a través del programa Hazitek

Cultivo en Gipuzkoa.
Cultivo en Gipuzkoa.

Un consorcio de entidades vascas ha comenzado a trabajar en lo que han denominado una “red agroalimentaria digital” que, bajo la denominación de AgriDigi, pretende proporcionar a los productores del País Vasco la posibilidad de una venta directa utilizando canales digitales. El proyecto se está desarrollando bajo el liderazgo de la compañía Devol, experta en el diseño y desarrollo de marketplaces de consumo, y cuenta con la participación de Purple Blob, especializada en soluciones de internet de las cosas (IoT) y trazabilidad mediante tecnología blockchain, y el clúster GAIA, la Asociación de Industrias de Conocimiento y Tecnología de Euskadi, que aglutina a más de 311 empresas.

El proyecto, subvencionado por el Gobierno vasco a través del programa de apoyo a la I+D Hazitek 2021, busca construir un marketplace (una tienda de tiendas) “integrada, rápida y segura” que permita la interrelación directa de ganaderos, agricultores, pescadores y otros colectivos del sector agroalimentario con el resto de agentes locales (conserveros, congelados, hostelería...) para crear canales de venta complementarios que amplíen los consumidores objetivos e impulsen el producto cercano “con todas las garantías de calidad, aplicando técnicas de trazabilidad de producto”, dicen. En principio, el marketplace no va dirigido al usuario particular, sino que será una plataforma B2B.

Los socios señalan que el objetivo es reducir la dependencia de las grandes superficies y facilitar el acceso directo a los productos a otros sectores y a la exportación. Y crear un espacio de ofertas (con fechas de disponibilidad de los productos y cantidad) y demandas abiertas (previsión de producto anual o periódico por parte de los productores u hosteleros).

El desarrollo del proyecto se estima en unos 500.000 euros y arrancará con un piloto que será apoyado por Urola Kosta y la Fundación Hazi, que actúan de interlocutores con los productores del sector agro de esta y otras comarcas del País Vasco, según cuenta a CincoDías Cristina Murillo, directora de Servicios del Clúster GAIA.

Murillo destaca que el proyecto es mucho más ambicioso. “Construiremos una plataforma cloud que permitirá proporcionar una garantía de calidad y de proximidad de los productos, gracias al uso de tecnologías (como el IoT, la robótica, la automatización o el blockchain) que permitirán recoger muchos datos y mejorar la trazabilidad del origen del producto, el control de productos bío y el uso de productos fitosanitarios en la agricultura, o con el seguimiento de las prácticas de entrega y almacenamiento”.

Las empresas y entidades que participan en el proyecto están en contacto con otros agentes, como agencias de desarrollo rurales y agencias comarcales para que les trasladen sus problemáticas para acelerar la digitalización del sector. “El número de empresas del País Vasco que podrían tener interés en participar en el marketplace es enorme; solo en el territorio donde lo vamos a testar tenemos capacidad para llegar a más de 10.000 productores pequeños, aunque el piloto se hará a menor escala”, aclara Murillo, que añade que también ha mostrado interés en el proyecto algún territorio de Álava.

Los socios del proyecto esperan acabar con el piloto a finales de 2022 y que el marketplace se lance para 2023. “La pandemia ha acelerado la digitalización y nos hemos dado cuenta de que nos falta una plataforma que nos permita digitalizar toda la cadena de valor de este sector estratégico y que redunde en un beneficio a las explotaciones familiares y en un desarrollo responsables”, continúa Murillo.

Los implicados en la iniciativa recuerdan que alimentación y bebidas es una de las industrias más relevantes en España. Supone un 11% del PIB y dentro de la UE es la quinta más potente en valor de cifra de negocios (8,7%) solo por detrás de Francia (16,2%), Alemania (15,4%), Italia (12%) y el Reino Unido (10,7%).

Sensorizar los productos

Datos. La recogida de datos es esencial para la parte de trazabilidad del proyecto y para ello AgriDigi va a desplegar muchos sensores, que como explica Jorka García, director general de Purple Blob, lo que miden es la calidad del producto. “En el caso de la agricultura, recogiendo datos del suelo (humedad, temperatura, lluvias caídas), de la luminosidad recibida por los productos y parámetros relacionados con el agua del riego”.

Parámetros. Los sensores se pondrán en los cultivos (en el caso de la agricultura, aunque se aplicarán también a la ganadería y la pesca analizando otros parámetros) y todos los datos relativos a los productos serán verificables por el consumidor gracias al blockchain. García cuenta que ya han presentado el proyecto a Eusko Label, que otorga la denominación de cultivo del País Vasco, y a la feria de Tolosa, un municipio muy ligado al sector agro.

Normas
Entra en El País para participar