Feria tecnológica

La variante ómicron golpea al CES de Las Vegas, que suma importantes bajas

Algunas de las grandes empresas deciden no participar o hacerlo solo digitalmente. Es el caso de Microsoft, Twitter, Amazon, Lenovo, Facebook, Intel, Google y T-Mobile, entre otras

Una persona fotografía el logo del CES en Las Vegas
Una persona fotografía el logo del CES en Las Vegas

La variante ómicron del Covid-19 está golpeando a la mayor feria tecnológica del mundo, el CES, que se que se celebrará del 5 al 8 de enero en Las Vegas. El famoso evento, el primero que reúne en el año al sector tecnológico, sigue acumulando nuevas bajas. La última ha sido Microsoft, que en plenas fiestas navideñas anunció que no tendrá presencia física en la feria, ya que la nueva variante, más contagiosa pese a tener síntomas más leves, asusta a los expositores.

El gigante del software se une así a una larga lista de empresas que han decidido no participar o solamente tener presencia virtual. “Después de revisar los últimos datos sobre la rápida evolución del Covid-19, Microsoft ha decidido no participar de manera presencial en CES 2022”, aseguró la compañía a través de un comunicado. La empresa, que sí participará de manera digital, remarcó que su gran preocupación es “la salud y bienestar de nuestros trabajadores”

El pasado miércoles, la Consumer Technology Association (CTA), organizadora del evento, dijo que 42 expositores habían cancelado. Según explicaron, se trata solo del 7% de las empresas que han confirmado asistencia presencial, que suman más de 2.200. Sin embargo, entre las empresas que se han retirado, al menos presencialmente, están gigantes como Lenovo, T-Mobile, Amazon, Meta (antes Facebook), Twitter Google, Intel, General Motors o Nvidia.

Estas tres últimas han aclarado que estarán presentes en formato virtual e Intel ha precisado también que acudirán a la feria el mínimo de empleados posibles. Todas las compañías han apuntado al pico tan alto de contagios que se está sufriendo debido a la nueva variante como la causa de su decisión.

A final de la semana pasada, los organizadores de CES insistieron, pese a todo, en que el evento continuaría adelante, con fuertes medidas para garantizar la seguridad sanitaria. Así se exigirán pruebas de vacunación, el uso de mascarillas y se ofrecerán pruebas rápidas gratuitas para descartar posibles infecciones por el Covid-19. Unas medidas que parecen dar confianza suficiente a otros gigantes tecnológicos como Sony, Samsung, LG, OnePlus y HTC, que, al cierre de esta edición, mantenían su decisión de seguir adelante con sus actividades previstas.

Aunque por ahora la CTA niega barajar planes de cancelación, el CES continúa sufriendo un goteo de bajas que recuerda al que vivió el Mobile World Congress a principios de 2020. En el sector no se descarta nada, y ya observan la evolución de la pandemia de cara al Mobile World Congress de Barcelona, que tiene más plazo para que se reduzca la curva de contagios, pues arranca el último día de febrero.

Normas
Entra en El País para participar