La tarifa plana es un "fiasco" para los trabajadores autónomos

El presidente de UPTA advierte de que en dos años “se han despilfarrado” 2.700 millones de euros

tarifa plana

El presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, considera que la tarifa plana es “una de las grandes mentiras de los últimos años”. Según expone, en dos años “se han despilfarrado” 2.700 millones de euros.

El máximo responsable de UPTA indica que en la actualidad más de 473.000 autónomos se benefician de la tarifa plana. Sin embargo, datos del año 2019 indican que apenas se llegó al 15% de los profesionales.

Eso indica, según Abad, que los datos de hace un par de años serán similares a los que pueda haber al acabar 2021, esto es, unos 525.000 trabajadores por cuenta propia se beneficiarán de esta tarifa. No obstante, se espera que este 2021 termine con una de las cifras más bajas de los últimos años en el número de altas totales en el RETA.

Sin cumplir los requisitos

Los datos contrastan con los obtenidos en 2018 cuando se alcanzaron las 736.000 altas y se produjeron 612.000 bajas. Desde UPTA también recuerdan que el año 2019 finalizó con un registro de 701.000 altas y 687.000 bajas. La cifra fue significativamente menor en el año 2020 cuando se produjeron 561.000 altas y 559.000 bajas. En dicho año, el número de beneficiarios de la tarifa plana fue de 500.000 de media anual.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) estima que este año no se superarán las 600.000 altas, aunque sí se llegará a las 540.000 bajas, en concreto se generará un saldo positivo en más de 60.000 activos.

Desde la organización, su presidente advierte de que la tarifa plana “solo sirve para obtener buenos datos de afiliación al RETA. Han utilizado la figura del autónomo para sustituir a los trabajadores por cuenta ajena”.

Estiman, además, que un 20% de los beneficiarios de dicha tarifa no cumplen con los requisitos para acceder a esta ayuda. “Son realmente falsos trabajadores por cuenta propia, siendo los sectores más afectados: el transporte, la construcción, las profesiones liberales, la educación, las actividades científicas y técnicas, los abogados o los periodistas”, ha dicho Abad.

Normas
Entra en El País para participar