Alemania

El crecimiento de Alemania se pospondrá hasta 2023, según el IFO

Según los datos de la institución, la inflación alemana tampoco se normalizará en el próximo año

El primer ministro alemán, Olaf Scholz, en una conferencia en Polonia el 12 de diciembre
El primer ministro alemán, Olaf Scholz, en una conferencia en Polonia el 12 de diciembre REUTERS

Un estudio publicado este martes por el instituto alemán IFO anticipa que el producto interno bruto de Alemania se mantendrá dentro del pronóstico de crecimiento de 2,5% para este año, pero que parte de su avance esperado para 2022 se pospondrá hasta 2023. Según un reporte publicado por la institución, el país germano crecerá un 3,7% en 2022 y en 2023 un 2,9%, debido en gran medida a la cuarta ola del coronavirus y a las dificultades de producción en el sector de manufactura.

El instituto afirma que en los próximos meses, es probable que los actuales cuellos de botella en las líneas de suministros y la cuarta ola del coronavirus "desaceleren notablemente la economía alemana".Según el IFO, para el trimestre actual la mayoría de los indicadores apuntan a un debilitamiento del impulso económico en las industrias de servicios: "La movilidad de las personas y las visitas a los restaurantes han disminuido notablemente en las últimas semanas. Además, los minoristas y los proveedores de servicios relacionados con el consumidor corrigieron a la baja su evaluación de la situación comercial actual y futura", afirman los investigadores. No obstante, se espera que las consecuencias económicas sean mucho menos severas que en las olas de contagio anteriores.

Por otra parte, los especialistas del IFO indican que probablemente la tasa de inflación se mantenga alta a principios del próximo año. Según el reporte, los aumentos de costos asociados con los cuellos de botella en el suministro y los ajustes retrasados a los precios más altos de la energía y las materias primas desempeñarán un papel determinante en esto. Como resultado, aseguran que la tasa de inflación debería aumentar al 3,3% el próximo año. Sin embargo, en 2023 los aumentos de los precios al consumidor deberían volver a la normalidad y volver a caer al 1,8%.

"La política fiscal volvió a ser significativamente expansiva en el presente año debido a las medidas tomadas para combatir la pandemia de coronavirus. Se espera que la mayoría de las medidas relacionadas con la pandemia expiren en el transcurso de 2022 y luego ya no tengan relevancia fiscal en 2023. Por lo tanto, se espera una postura significativamente restrictiva durante el período de pronóstico" afirma el reporte. Asimismo, adelanta que en 2022 y 2023 el presupuesto del gobierno se recuperará, pero probablemente cerrará con déficits  de unos 80 000 millones de euros y 20 000 millones de euros, respectivamente. El reporte añade también que en los próximos dos años se espera que la relación entre deuda y PIB caiga de nuevo "muy por debajo" del 70%

Por otra parte, se especula que la recuperación en el mercado laboral será moderada en el semestre de invierno de 2021 a 2022. No obstante, los investigadores afirman que según los datos disponibles esto solo durará unos meses: "La recuperación continuará a partir de la primavera de 2022 en adelante. En este contexto, se prevé que el número de ocupados aumente en torno a 409.000 en 2022 y en 311.000 en 2023, habiendo sido 97.000 más de media en el año en curso que en el año anterior". Así mismo se espera que la tasa de desempleo caiga del 5,7% este año al 5,2% en promedio en 2022 y 4,9% en 2023. 

El IFO también adelanta que el gasto de los consumidores privados probablemente disminuya un 1,1% en el cuarto trimestre. Asimismo, debido al aumento de contagios el instituto espera una nueva disminución trimestral del gasto del 1,4% para el primer trimestre de 2022, que se recuperará durante el verano. En contraste, se anticipa que la inversión empresarial aumentará en un 3,9% en 2022, y es probable que la inversión privada, particularmente en maquinaria y equipo, aumente en un 5,3%.

Normas
Entra en El País para participar