Bruselas multa a Abengoa con 20 millones por participar en un cártel en el mercado del etanol

Según la Comisión Europea se coordinó con otras compañías para influir en los precios de etanol entre septiembre de 2011 y mayo de 2014

La Comisión Europea (CE) ha multado a Abengoa y a su filial Abengoa Bioenergía con 20 millones de euros por participar en un cártel que se coordinaba para influir en los precios mayoristas del etanol en el mercado europeo entre septiembre de 2011 y mayo de 2014.

“La Comisión (Europea) no tiene ninguna tolerancia hacia los carteles y reforzará sus normas antimonopolio para garantizar la competencia en todos los mercados, incluidos aquellos relevantes para la transición verde como el mercado del etanol”, señaló este viernes la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

En un hecho relevante posterior al comunicado de la CE, Abengoa afirmó que la sanción de 20 millones se corresponde con un importe inferior al provisionado en los planes de viabilidad de la empresa y asegura que “no compromete” su plan de reestructuración. El pago se realizará a lo largo de varios ejercicios.

El etanol es un alcohol obtenido a partir de biomasa que, añadido a la gasolina, puede utilizarse como biocarburante. El puerto de Rotterdam y el mercado del transporte por barcazas en la región Amsterdam-Rotterdam-Amberes lideran el comercio de etanol en Europa. S&P Global Platts (Platts), la empresa que proporciona evaluaciones de precios para diferentes mercados de materias primas, toma en consideración la actividad comercial en esta zona para fijar sus índices de referencia para el etanol.

Abengoa, que era uno de los mayores productores de etanol de la UE, utilizaba como referencia para la gran mayoría de sus contratos de venta de etanol el promedio mensual de los índices de referencia de Platts. Por lo tanto, el precio que marcaran esos índices influía directamente en los ingresos de Abengoa para las ventas de etanol.

La investigación de la CE revela que Abengoa coordinaba periódicamente sus prácticas comerciales con otras empresas antes, durante y después de las franjas horarias en las que se fijan los precios de referencia. Según la CE, el objetivo de Abengoa era aumentar artificialmente los niveles de los índices de Platts para el etanol, mantenerlos o evitar que descendieran. Además, la empresa limitaba el suministro de etanol a la zona de Rotterdam con el fin de reducir los volúmenes disponibles para entrega en el período en el que se fijaban los precios.

Igualmente, añade que Abengoa mantenía contactos “ilegales” con otras empresas para coordinar ciertas actividades de comercio de etanol, algo prohibido por las normas de competencia de la UE.

Normas
Entra en El País para participar