Redes sociales

Instagram incluirá a partir de marzo control parental y recordatorios para descansar

El máximo responsable de la compañía, Adam Mosseri, comparece este miércoles ante el Senado tras filtrarse una investigación interna que mostraba que la plataforma era “tóxica para los adolescentes”

Logo de Instagram en un móvil.
Logo de Instagram en un móvil.

Instagram anunció ayer nuevas funciones para ayudar a los adolescentes y a los padres a administrar el tiempo que pasan los jóvenes en la aplicación. Adam Mosseri, máximo responsable de la compañía, propiedad de Meta (antes Facebook), explicó que los padres podrán ver cuánto tiempo pasan sus hijos en Instagram y establecer límites de tiempo, mientras los adolescentes recibirán recordatorios que les invitarán a tomar una pausa si llevan demasiado tiempo dentro de la red social, que según insistió requiere una edad mínima de 13 años para poder registrarse.

Esta última función de “tomar un descanso”, sobre la que ya tuiteó en noviembre, ya está disponible en algunos países como EE UU, Canadá y Australia, e irá extendiéndose a otros. Los usuarios podrán configurar recordatorios de este tipo para sí mismos.

Por su parte, la función de control parental estará disponible desde marzo de 2022, y permitirá a los padres, además de saber el tiempo exacto que pasan sus hijos en Instagram, establecer límites temporales diarios, que irán desde los 30 minutos a tres horas. Los padres podrán saber también si sus hijos han presentado una denuncia contra algún usuario de Instagram, y quiénes son.

Aunque estas novedades están pensadas para los usuarios adolescentes, algunas podrán ser utilizadas por cualquier usuario de la plataforma con independencia de su edad.

La noticia se produjo un día antes de que Mosseri testifique ante el Subcomité de Protección al Consumidor del Senado de de EE UU. Su comparecencia está prevista para hoy, después de que el Wall Street Journal revelara una investigación interna de la compañía que mostraba que Instagram era “tóxica para los adolescentes”. El periódico se hacía eco de documentos filtrados por la ex empleada de Facebook, Frances Haugen.

Instagram, la red de fotografías propiedad de Facebook desde 2012, y su matriz Meta han estado desde entonces bajo escrutinio para determinar si sus servicios pueden causar problemas en  relación a la salud mental, la imagen corporal y la seguridad en línea de los adolescentes. Facebook siempre sostuvo que los documentos filtrados se utilizaron para pintar una imagen falsa de el trabajo de la empresa.

Mosseri indicó este martes que la compañía estaba eliminando con la capacidad de las personas para etiquetar o mencionar a adolescentes que no les siguen en la aplicación. Y añadió que, a partir de enero, los adolescentes podrán eliminar de forma masiva su contenido y los ‘me gusta’ y comentarios anteriores de Instagram. Con estas novedades, la compañía busca salir de la crisis reputacional en la que está inmersa, pero muchas personas se preguntan por qué ha tardado tanto tiempo en reaccionar. 

 Se espera que el Comité del Senado de EE UU interrogue a Mosseri sobre la información interna de Instagram acerca de la seguridad de los adolescentes y sus planes al respecto, así como lo que el comité llama "posibles soluciones legislativas". Hoy la compañía ha asegurado que será más estricta sobre los tipos de contenido que se recomendará a los adolescentes en la aplicación y dijo que los guiará hacia diferentes áreas si se concentran en un tema mucho tiempo. 

La senadora republicana Marsha Blackburn calificó de "hueco" el anuncio y aseguró que "Meta está intentado desviar la atención sobre sus errores mediante la implementación de una serie de herramientas para los padres, impulsar un temporizador y funciones de control de contenido que los usuarios deberían haber tenido todo el tiempo", informó Reuters. Un portavoz de Instagram aseguró que la plataforma continúa manteniendo en pausa sus planes para lanzar una versión de Instagram para niños. La empresa suspendió el proyecto el pasado septiembre tras encontrarse con una fuerte oposición entre padres, expertos y reguladores.  

Según informa Reuters, el mes pasado, una coalición bipartidista de fiscales generales estatales de EE UU dijo que había abierto una investigación a Meta por promover Instagram entre los niños, a pesar de los posibles daños.

Normas
Entra en El País para participar