Tecnología

Intel sacará a Bolsa su unidad de coches autónomos Mobileye en 2022

La operación podría situar el valor de esta compañía en más de 44.300 millones de euros, lejos de los 13.300 millones que pagó el gigante de los chips por ella

El CEO de Mobileye, Amnon Shashua, junto a un vehículo con tecnología de la compañía en Nueva York.rn
El CEO de Mobileye, Amnon Shashua, junto a un vehículo con tecnología de la compañía en Nueva York.

Intel ha anunciado su intención de sacar a bolsa en 2022 a Mobileye, la empresa israelí enfocada en tecnologías avanzadas para la conducción autónoma que compró en 2017 por 15.300 millones de dólares (unos 13.317 millones de euros). La operación, que cuenta con el apoyo al completo del consejo de administración de Intel, podría situar el valor de Mobileye en 50.000 millones de dólares (más de 44.300 millones de euros), según algunos informes, una cifra muy superior a la que pagó por ella hace cuatro años.

Intel, cuyas acciones han caído de 68 dólares en abril a algo más de 52 dólares en diciembre, aseguró que la cotización de Mobileye creará valor para sus accionistas, y señaló que seguirá siendo el propietario mayoritario de ella. Las dos compañías seguirán siendo socios estratégicos y colaborarán en proyectos centrados en el desarrollo tecnológico de la industria del automóvil.

El CEO de Intel, Pat Gelsinger, elogió la compra de Mobileye, la cual calificó como “un gran éxito”. El directivo explicó que la compañía, que desarrolla vehículos autónomos y sistemas avanzados de asistencia al conductor para otros fabricantes, ha logrado récord de ingresos años tras año y añadió que espera que su facturación crezca este año un 40% frente a 2020.

El ejecutivo explicó a la CNBC que Mobileye ha estado algo escondida dentro de Intel, que tiene una capitalización de mercado de 213.000 millones de dólares, “y definitivamente vemos una oportunidad de llevar a esta compañía adelante a lo grande”. 

Intel explicó en un comunicado que Amnon Shashua, fundador y CEO de Mobileye, seguirá al frente de esta compañía y Gelsinger señaló que ambos han determinado que una salida a bolsa de Mobileye “ofrece la mejor oportunidad para aprovechar la trayectoria de innovación de esta empresa y desbloquear el valor para los accionistas”.

Shashua destacó igualmente que la empresa que dirige ha logrado “un crecimiento acelerado desde que se unió a la familia Intel”, triplicando sus envíos anuales de chips, los ingresos y el número de empleados. Fundada en Jerusalén por Shashua y Ziv Aviram en 1999, Mobileye es una de las historias de éxito más importantes de Israel en tecnología. Las ventas de esta compañía alcanzaron los 1.000 millones de dólares en 2020.

Mobileye se ha asociado a lo largo de los años con empresas como Tesla, BMW, Volvo y General Motors, según la CNBC. El pasado julio, firmó un acuerdo con Ford para respaldar su próxima generación de funciones avanzadas de conducción y seguridad en toda la línea de productos del fabricante de automóviles. Intel quiere aprovechar con su salida a Bolsa el impulso en la valoración de las compañías de vehículos autónomos, como Waymo y Cruise, valoradas en más de 30.000 millones de dólares cada una.

Normas
Entra en El País para participar