Tecnología

Samsung fusiona sus divisiones de móviles y electrónica de consumo en su mayor reorganización desde 2017

La compañía nombra nuevos codirectores ejecutivos y un nuevo director financiero para simplificar su estructura y crecer en el negocio de los chips y de los móviles, donde pierde cuota de mercado

Bandera de Samsung en su edificio de Seocho, en Seúl.
Bandera de Samsung en su edificio de Seocho, en Seúl.

El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics fusionará sus divisiones de dispositivos móviles y de electrónica de consumo, según anunció este martes la compañía, que emprende su mayor reorganización desde 2017 con el fin de simplificar su estructura y acelerar su negocio de chips. La reorganización, que incluye un cambio en el liderazgo de algunos negocios, se produce cuando el heredero de Samsung, Lee Jae-Yong, toma el control activo de la empresa tras salir de prisión el pasado agosto. El directivo fue encarcelado por un caso de corrupción y malversación de fondos.

La fusión de ambas divisiones busca posicionar mejor a Samsung frente a Apple, que cuenta con una línea de dispositivos totalmente integrada. Han Jong-hee, experto un experto en el negocio de los televisores, ha sido promovido a vicepresidente y CEO y estará a cargo de esta nueva división, además de seguir liderando el negocio de pantallas. Las dos ramas de negocio ahora fusionadas habían tenido al frente hasta ahora como directores ejecutivos a Kim Hyun-suk y Koh Dong-jin, respectivamente. 

Samsung espera que el nombramiento de Han, que ha ayudado durante los últimos 15 años a mantener el liderazgo de la multinacional en el mercado global de televisores, impulsando un fuerte crecimiento en ese negocio durante la pandemia por el Covid-19, fortalezca las sinergias entre los diferentes negocios de la nueva división, bautizada como SET, "y ayude a impulsar nuevos negocios y tecnologías".

"Lee parece querer utilizar la experiencia en los televisores de Han para el negocio de móvil de la compañía, incluidos los teléfonos plegables, ya que la división móvil de Samsung pierde cuota de mercado", aseguró el analista de SK Securities Young-woo, que añadió que la tecnológica asiática también busca "crear sinergias mediante la integración de dispositivos", informa Financial Times. Samsung, cuya marca insignia Galaxy le ayudó a convertirse en el mayor fabricante de smartphones del mundo por volumen, busca impulsar su negocio de móviles, cuya contribución a sus beneficios se redujo al 21% en el último trimestre desde casi el 70% en su punto máximo a principios de la década de 2010, señala Reuters.

El gigante surcoreano también ha puesto a Kyung Kye-hyun, experto en semiconductores y director ejecutivo de la filial Samsung Electro-Mechanics, al frente de su negocio de chips, que representa casi dos tercios del beneficio operativo de la compañía. La multinacional indicó que espera que su nombramiento "ayude a mantener el liderazgo de la compañía en semiconductores y lidere la innovación en el negocio de componentes".

Samsung, segundo mayor proveedor mundial de semiconductores, quiere fortalecer su negocio de chips que no son de memoria mientras lucha por superar a su rival taiwanés TSMC como líder en la fabricación de chips por contrato. Un objetivo que se ha marcado para 2030. La compañía anunció hace dos semanas que construirá en el estado de Texas (EE UU) una segunda planta de chips avanzados en la que invertirá 17.000 millones de dólares y que constituye un importante eje dentro de sus planes de inversión de capital.

El analista citado cree que la experiencia de Kyung en el diseño y empaquetado en la fabricación de chips podría ayudar a Samsung a centrare en la fabricación de nuevos conjuntos de chips para inteligencia artificial o conducción autónoma.

Otro nombramiento fue el de Kim Ki-nam, vicepresidente y hasta ahora director de la división del negocio de soluciones para dispositivos (DS). Este ha sido nombrado presidente del Instituto de Tecnología Avanzada de Samsung. Además, la compañía ha nombrado a Park Hark-Kyu nuevo director financiero de la multinacional, después de haber ocupado con anterioridad la dirección de la división DS. Según la compañía, la renovación directiva está dirigida a "la próxima fase de crecimiento futuro de la compañía y para fortalecer su competitividad comercial".

Los nuevos nombramientos y la fusión de las dos divisiones llega apenas tres meses después de que Samsung anunciara que iba a invertir 206.000 millones de dólares para crecer en semiconductores, productos biofarmacéuticos, inteligencia artificial y robótica. Las acciones de la compañía subieron hoy un 1,44%, pero caen en torno a un 15% desde enero debido a los problemas que afronta el sector de escasez de chips, que aumenta el precio de los materiales, las dificultades en la cadena de suministro y la falta de una estrategia clara de crecimiento a largo plazo, según le han criticado algunos analistas.

La compañía también afronta una creciente presión de los inversores para que haga un uso más eficiente del capital, ya que acumulaba 102.000 millones en efectivo en el tercer trimestre. Y a sus retos hay que sumar la preocupación sobre una desaceleración del mercado de móviles (donde sufre una fuerte presión de rivales chinos como Xiaomi, Oppo y OnePlus).

Normas
Entra en El País para participar