Ingeniería

Duro Felguera lanza un plan para ser verde y facturar 500 millones en 2024

El grupo potenciará sus capacidades tecnológicas; presentará la nueva hoja de ruta a sus empleados en unos días

Sede de Duro Felguera.
Sede de Duro Felguera.

Duro Felguera ya está rescatada: la SEPI le ha inyectado todo el dinero prometido, los bancos le han dado su bendición y la cúpula presentará en los próximos días un nuevo plan estratégico. Este potenciará los negocios verdes y convertirá a Epicom en una referencia de tecnología en el ámbito civil, con el objetivo de que el grupo dispare su facturación hasta los 500 millones de euros en 2024 y los 700 millones en 2026, según fuentes financieras.

La multinacional asturiana de ingeniería, en crisis desde 2018, ya tiene todas las piezas alineadas para volver a crecer y devolver en tiempo y forma los 120 millones que le ha prestado el fondo de rescate de la SEPI. La nueva cúpula, liderada desde el pasado mayo por Jaime Argüelles como consejero delegado, ha preparado un plan para la centenaria compañía que engloba y amplía el plan de viabilidad presentado al organismo pilotado por el Ministerio de Hacienda.

DURO FELGUERA 0,72 -2,32%

La hoja de ruta es muy ambiciosa, pues supone multiplicar casi por tres la facturación del pasado ejercicio (137,7 millones) en tres años. El grupo, que cerró el primer semestre con unas ventas de 40 millones, se reinventará con una vuelta de tuerca a sus negocios más clásicos para convertir a la compañía en verde y, además, tecnológica. Ya tiene los mimbres con los que lograr ese objetivo.

Se propone multiplicar por cuatro las ventas en 2026

Su negocio vinculado a la energía verde pivotará sobre la filial Green Tech, con el objetivo de ampliar sus capacidades más allá de la instalación pura y dura de plantas de energía renovable fotovoltaicas y eólicas, tanto onshore como offshore (en el mar). También quiere ser parte del negocio, al participar en su operación y en su mantenimiento.

Es más, a largo plazo, Duro Felguera se plantea no solo diseñar, construir y mantener este tipo de instalaciones, sino convertirse en un jugador del sector energético puro y duro, con la propiedad de instalaciones renovables, a imagen y semejanza de Ecoener, Opdenergy o Capital Energy.

La misión de la compañía es aportar valor añadido, ya sea por hibridación –que consiste en utilizar más de una tecnología en una planta– o por capacidad de almacenamiento de la energía. En esta última área, Duro Felguera ya ha firmado acuerdos para desarrollar proyectos relacionados con el hidrógeno verde en Asturias con Hunosa, Nortegas y Alsa, para crecer tanto en transporte como en uso industrial de esta tecnología.

La compañía quiere jugar la carta digital de la mano de Epicom, centrada ahora en la protección de las comunicaciones críticas para las Administraciones públicas. Ahora tratará de que se expanda a aplicaciones civiles, como la ciberseguridad y la digitalización.

Los avales por 80 millones que han liberado sus bancos de referencia –Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell y Liberbank– permitirán al grupo, por supuesto, seguir con su negocio más tradicional de ejecución de obras llave en mano y con la fabricación de recipientes a presión para petróleo y gas. Si bien, este último segmento irá virando hacia recipientes destinados al almacenamiento de hidrógeno verde.

Un diseño en el que ha participado toda la plantilla

Un diseño en el que ha participado toda la plantilla El nuevo plan estratégico se ha cocinado en el seno de Duro Felguera desde el principio hasta el final. Primero, se trazaron las líneas maestras, que debían incluir la hoja de ruta de viabilidad exigida por la SEPI; después, se abrió a varios grupos de trabajo y, en la última fase, la empresa ha lanzado un programa masivo de sugerencias, en el que han podido participar sus más de 1.000 empleados.

Entretanto, Alantra ha negociado con los bancos, que han concedido una fuerte quita frente a los 85 millones que les debía, y continúa en proceso de selección de ofertas de un socio industrial que entre en el capital. Fuentes conocedoras de la situación apuntan a que hay más de 10 propuestas preliminares.

Normas
Entra en El País para participar