Una oferta de Mukesh Ambani por BT tendría que aclararse primero

Sería más lógico que Reliance apostara únicamente por el negocio de fibra de la teleco

Mukesh Ambani, jefe de Reliance Industries.
Mukesh Ambani, jefe de Reliance Industries. reuters

Mukesh Ambani corre el riesgo de liarse al marcar el número de teléfono de sus aspiraciones en el extranjero. Después de estudiar el negocio de T-Mobile en los Países Bajos a principios de este año, Reliance Industries, empresa del magnate que vale 215.000 millones de dólares, está sopesando una oferta por el operador de telecomunicaciones británico BT, según el Economic Times indio. El empresario puede sacar provecho más cómodamente de un mercado rico estrechando su enfoque.

Cada vez se confía más en que la nueva ola de empresas digitales de la India pueda tener éxito en el extranjero. Mientras tanto, se especula con una adquisición de BT desde que el multimillonario franco-israelí Patrick Drahi tomó una participación del 12% en junio. Cualquier operación tendría que pasar por convencerle, así como a otras partes interesadas, como Deutsche Telekom y el Gobierno británico.

Sin embargo, cualquier acuerdo tiene una lógica difusa. Mientras que los suscriptores de consumo de BT proporcionan hasta 27 veces más ingresos por usuario, dependiendo del servicio que utilicen, que la división de telecomunicaciones de Ambani, los clientes más ricos del grupo británico son ampliamente superados en número por los 429 millones de suscriptores móviles de Jio. El crecimiento de los ingresos de Jio se está ralentizando, pero las ventas de BT se han reducido en términos interanuales. Ambani quiere exportar las soluciones 5G con las que está experimentando, pero BT va por delante en ese despliegue.

La lógica financiera tampoco está clara. Si Reliance pagara 2 libras (2,4 euros) por acción, una prima del 30%, BT valdría 38.000 millones de libras (45.000 millones de euros) incluyendo la deuda. Es probable que el beneficio operativo neto después de impuestos para el año hasta marzo de 2022 sea de 2.500 millones de libras (3.000 millones de euros), según los datos de Refinitiv y utilizando el bajo tipo impositivo del 18% del año pasado. Esto implica una rentabilidad del 6,7% sobre la inversión. El coste de capital de BT es como mínimo del 8%. Ambani podría emplear el peso de Reliance como uno de los mayores operadores de telecomunicaciones del mundo para negociar menores costes de equipamiento. Pero sería muy difícil cerrar la brecha solo con eso.

Reliance niega cualquier intención de pujar por el grupo. De hecho, sería más lógico apostar únicamente por el negocio de fibra de la empresa cotizada en Londres. Cuenta con casi 22 millones de conexiones de banda ancha para consumidores, al menos cuatro veces más que el total de instalaciones conectadas por Jio. BT archivó recientemente un plan para traer inversores externos a fin de que financiaran los 3.000 millones de libras (3.600 millones de euros) necesarios para la fase final de su despliegue de fibra; decir que no a un socio rico y ambicioso podría ser más difícil.

Con un bajo nivel de apalancamiento, Reliance tiene muchas oportunidades de expansión. Pero una oferta en toda regla por BT distraería a Ambani de sus mejor definidas ambiciones energéticas y minoristas en su mercado nacional.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías