El ajuste de las energéticas en Reino Unido afectará a los comparadores

La quiebra de los proveedores de gas y luz es una amenaza para los portales que viven de la rotación de clientes

Los portales de comparación de precios son otra víctima de la crisis energética británica. Desde septiembre, más de 20 proveedores de gas y electricidad se han hundido en medio de la subida de los precios mayoristas. La liquidación puede hacer que el mercado tenga mejor salud, pero es una amenaza para las empresas que dependen de la rotación de clientes que cambian constantemente de proveedor.

Estas páginas web, que comparan los precios de los competidores con un clic del ratón, nacieron del deseo del Gobierno de crear un mercado competitivo de servicios al consumidor. Empresas como GoCompare, Compare the Market y Moneysupermarket desplegaron suricatas parlantes, cantantes de ópera y publicidad llamativa para animar a los clientes a cambiar de banco, compañía de seguros o de energía. La estrategia funcionó: 11 millones de clientes se conectan cada año para conseguir ofertas baratas, según la consultora digital Cosmic.

Sin embargo, la subida del precio del gas ha aguado la fiesta. Los nuevos proveedores de energía, como Igloo y Bulb, atrajeron a los clientes con contratos de precio fijo muy bajos. Pero, con una protección mínima, no tardaron en quebrar cuando los precios del gas al por mayor se triplicaron.

Los clientes de Igloo se han ido a proveedores más grandes y mejor capitalizados, como Eon. Pero como los precios del gas siguen siendo elevados, no tiene sentido intentar cambiar de proveedor, ya que los nuevos contratos de precio fijo serán casi con toda seguridad más caros. Eso es un inconveniente para los comparadores, que reciben una comisión de proveedores como British Gas cada vez que alguien elige su póliza. Sobre la base de una comisión del 3% sobre una factura energética anual media de 1.500 libras (1.800 euros), eso supone 45 libras (53 euros) por cambio.

Peter Duffy, consejero delegado de Moneysupermarket, que vale 1,2 millones de libras (1,2 millones de euros) y es el único comparador que cotiza en Bolsa, espera que los cambios de proveedores de energía sean “insignificantes” este trimestre. La crisis del gas tampoco es el único problema. Los cierres han hecho que menos británicos busquen seguros de viaje. Los negocios de seguros de coche y de hogar de Moneysupermarket también están teniendo problemas. No es de extrañar que las acciones de la empresa hayan bajado un 20% este año.

Los precios del gas deberían de acabar bajando, pero los cambios en el mercado persistirán. Con menos proveedores de energía, los clientes podrían estar menos dispuestos a cambiar, lo que reduciría los ingresos a largo plazo de los portales de comparación. Los más expuestos al mercado del gas, como Uswitch, serán los que se enfrenten a un ajuste más duro. El único resquicio de esperanza es que el reducido mercado energético británico puede convertirse en un lugar más estable, si bien menos feroz.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías