Sancionada una empresa por rescindir la subcontrata ante la huelga de los empleados

Una juez ha resuelto que la compañía vulneró el derecho de huelga a pesar de no tener relación laboral con los trabajadores que la secundaron

Sancionada una empresa por rescindir la subcontrata ante la huelga de los empleados
EFE

La garantía extracontractual del derecho de huelga asegura que este derecho se pueda ejercer frente a terceras empresas ajenas a la relación laboral, aunque siempre que exista cierta vinculación. Con este argumento, el Juzgado de lo Social n.º 1 de Toledo, ha confirmado en una reciente sentencia la sanción impuesta a una empresa que decidió rescindir su contrato con otra externa cuando sus empleados ejercieron su derecho a la huelga (acceda al texto aquí).

En el caso resuelto, la compañía principal decidió rescindir su contrato con la empresa a la que subcontrataba determinados servicios cuando se enteró de que sus empleados estaban en huelga. Como se relata en la resolución, la empresa principal en lugar de destinar a sus propios trabajadores para cubrir los trabajos de los empleados declarados en huelga acudió a otras subcontratas vinculadas a ella para que realizaran dichas tareas.

Para la juez, obligar a las otras empresas subcontratadas a realizar trabajos diferentes a los inicialmente pactados excede de los términos propios de las contratas de servicios y supone un “esquirolaje interno” dentro del conglomerado de empresas contratistas de la principal.

Según se argumenta en la sentencia, la garantía extracontractual del derecho de huelga debe extrapolarse también a los casos en los que los trabajadores de las subcontratas son utilizados para realizar los servicios que se habían dejado de prestar por los empleados en huelga. Y ello a pesar de que no conformen un grupo de empresas, ya que “actúan coordinadamente bajo la dirección de una empresa principal”. Un vínculo, que tal y como ha expuesto la juez, ha quedado demostrado en las comunicaciones que la principal dirigió a las subcontratas en las fechas en que tuvo lugar la huelga. En ellas, imponía, por un lado, la suspensión de la contrata cuyos trabajadores estaban en huelga, y a las demás, unos trabajos o pedidos extraordinarios fuera del ámbito de sus contratas.

Por todo ello, la jueza ha concluido que la empresa principal articuló mecanismos para privar a la huelga de su plena efectividad como medio de presión colectiva, vulnerando así este derecho fundamental, aunque no tuviera relación laboral con los trabajadores que la secundaron.

Normas
Entra en El País para participar