Las térmicas resucitan

EDP se suma a Endesa y recupera la producción con carbón en Los Barrios

La escalada del precio del gas vuelve competitivo al carbón, con margen variable de 80 euros/MWh mayor que aquel

Central de EDP en Los Barrios, en la Bahía de Algeciras
Central de EDP en Los Barrios, en la Bahía de Algeciras

Vuelve el carbón. Contra todo pronóstico, la escalada de los precios del gas en los mercados internacionales, ha convertido al negro mineral en un combustible más competitivo que el gas, pese a que, al ser más contaminante que este, debe pagar tres veces más por derechos de emisión de CO2 (con una tasa por tonelada de 0,4 y 1,2, respectivamente). Esta circunstancia, impensable hace unos meses, ha hecho que las compañías eléctricas que aún mantienen en pie sus instalaciones, aunque casi todas con una solicitud de cierre en trámite ante el Ministerio para la Transición Ecológica, reactiven su producción.

A la decisión de Endesa de retomar la actividad en su central de As Pontes (A Coruña) para la que ha adquirido 190.000 toneladas de carbón, se suma ahora la de EDP España, que ha decidido otro tanto para la central de Los Barrios, en la Bahía de Algecira (Cádiz), uno de los activos de Viesgo que la filial de la energética portuguesa compró al fondo australiano Macquarie en julio de 2020. Fuentes de EDP confirman que Los Barrios se está preparando para recuperar la producción, a la vista de que ahora puede competir holgadamente con el gas.

Teniendo en cuenta solo el precio de la energía y del CO2 como costes variables y excluyendo la distribución horaria del precio en el mercado de la electricidad, el diferencial entre la generación con gas (utilizando el TTF holandés) y el carbón (API 2) salta a la vista: en el spot, el margen del carbón es en estos momentos de 100 euros/ MWh, frente a 17 euros/MWh del gas, con un spread de más de 80 euros en favor de aquel. Para 2022 sigue ganado el carbón, con un margen variable de 25 euros/MWh frente a los 4 euros/MWh del gas. Datos que sorprenden teniendo en cuenta que, hasta el pasado verano, el spread del carbón era negativo.

Las eléctricas con centrales aún operativas, pero que fueron expulsadas del mercado en 2019, cuando el Gobierno decidió eliminar la tasa del llamado céntimo verde al gas natural y mantenérsela al carbón, ya castigado de por sí tras la decisión de la UE de hacer subir los precios de los derechos de CO2 al limitar su oferta, han decidido aprovechar la ocasión para volver al pool. La generación con carbón en este tiempo se ha limitado al mercado de restricciones, aunque en lo que va de este año se observa una ligera subida de la producción, por encima de 2019.

Este es el caso de Endesa y EDP, ya que las pocas plantas térmicas convencionales de Iberdrola y Naturgy están ya en proceso o a punto de ser desmanteladas. No así las de sus competidoras. En 2018, Endesa solicitó el cierre de sus grandes instalaciones de carbón nacional, las de Compostilla (León) y Andorra (Teruel) y, ya a finales de 2019, solicitó al ministerio que dirige Teresa Ribera, el permiso de clausura de las que utilizan mineral de importación (As Pontes y Carboneras, en Almería). Lo que la compañía llamó “la discontinuidad” de la actividad de esas centrales. Una decisión que la obligó a hacer una dotación por deterioro contable de 1.300 millones .

Respiro para el 'pool'

Fuentes del sector aseguran que la vuelta del carbón, pese a ir contra la transición energética, ha sido bien recibida por el ministerio y el operador del sistema, REE. Al fin y al cabo, es lo que están haciendo países como Alemania y Polonia, y puede dar un respiro al mercado mayorista, si el precio marginal lo marca el carbón, inferior ahora al del gas, aunque propocione mayor margen a las generadoras.

Desde el momento en que una instalación recibe la autorización administrativa, la propietaria tiene un año para oficializar el cierre, pero este solo depende finalmente de la voluntad de la compañía. Si transcurre dicho año, el permiso del ministerio decae y, en su caso, debe volver a solicitarlo.

Tanto As Pontes como Los Barrios están dentro del periodo de un año en el que podrían seguir funcionando, sin cerrar la puerta a su clausura a medio plazo. De hecho, tanto Endesa como EDP insisten en que se trata de una medida coyunturtal. También Carboneras, sobre la que circulan rumores de que la filial española del grupo Enel podría reactivarla por su excelente ubicación, se encuentra en el mismo caso. Un portavoz de la eléctrica lo niega: “ya no hay operativa ni equipos para funcionar y la última quema se produjo hace tres semanas”.

Aunque en la eléctrica aseguran que la regulación obliga a las centrales a hacer ofertas en el mercado, lo que justifica su decisión sobre As Pontes, lo cierto es que ninguna de ellas ha tenido disponibilidad para funcionar y, en muchos casos, ni mineral suficiente en sus parques.

Proyecto de hidrógeno en la planta gaditana

Reconversión. En julio de 2020, el grupo EDP, en línea con sus competidoras, comunicó su decisión de renunciar a la licencia de generación con carbón en la Península Ibérica, lo que afectaba a su central portuguesa de Sines y a la asturiana de Soto de Ribera 3. La energética optó, sin embargo, por mantener su planta de Aboño, en Gijón, que se reconvertirá para la quema de gases siderúrgicos de Arcelor y mantendrá producción eléctrica como apoyo en caso de indisponibilidad y como garantía de suministro. No obstante, la estrategia de EDP es eliminar todo su carbón en 2025.

Hidrógeno. Para Los Barrios, uno de los activos que adquirió de Viesgo, además de sus redes de distribución, fue la anterior propietaria la que solicitó en 2019 su cierre al Ministerio de Transición Ecológica. En el caso de la central  gaditana, EDP tiene un proyecto para la producción de hidrógeno verde y un almacén de baterias de litio de 255 MW, con una inversión superior a 550 millones. La futura planta permitirá el suministro de energía renovable para todo el entorno industrial del Campo de Gibraltar y la exportación por mar. El objetivo es convertir dicho entorno en un polo de hidrógeno para descarbonizar las industrias cercanas.

Normas
Entra en El País para participar