Banca

La morosidad bancaria cae al 4,35% tras subir en agosto

La cartera crediticia que estaba en vigor al finalizar septiembre sumaba 1,213 billones de euros, por encima de los 1,209 billones del mes anterior

La morosidad bancaria cae al 4,35% tras subir en agosto

La morosidad de la banca española, que se mide con el porcentaje de créditos impagados en relación con la financiación total concedida por las entidades financieras, volvió a caer en septiembre, al 4,35 %, su nivel más bajo en lo que va de año, tras subir al 4,43% en agosto, su segundo repunte desde enero.

Según los datos provisionales que ha publicado este jueves el Banco de España, la cartera crediticia que estaba en vigor al finalizar septiembre sumaba 1,213 billones de euros, por encima de los 1,209 billones del mes anterior.

Los créditos consignados como dudosos se redujeron a 52.815 millones, su mínimo desde septiembre de 2008, y un 1,36 % menos que el mes anterior, lo que también contribuyó a la caída del indicador.

En comparación con el mismo mes de 2020, la morosidad del crédito mejoró en 0,23 puntos básicos o en 3.118 millones de euros. Además del dato total del sector, el Banco de España publica cada mes el porcentaje de impagos agregado de bancos, cajas y cooperativas (cajas rurales), por un lado, y, por otro, el registrado por los establecimientos financieros de crédito (EFC), que financian la compra de grandes bienes de consumo.

La mora conjunta de bancos, cajas y cooperativas también se redujo en septiembre, al 4,29% desde el 4,37 % de agosto, con una cartera crediticia que se mantuvo en el entorno de 1,16 billones de euros y un saldo de impagos que bajó de los 50.000 millones (49.971 millones) por primera vez desde septiembre de 2008.

En cuanto a los establecimientos financieros de crédito (EFC), especialistas en financiar grandes bienes de consumo, la tasa de mora se redujo en dos centésimas, hasta el 6,51 %, con un volumen de dudosos de 26.230 millones de euros, por encima de los 26.000 de agosto, para una cartera
crediticia que volvió a superar los 40.000 millones.

Por lo que respecta a las provisiones o "colchón" de capital con el que las entidades hacen frente a posibles deterioros o insolvencias, bajaron ligeramente tras subir en agosto y quedaron en 38.962 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar