Infraestructuras

Seopan carga contra la escasa atención al agua en el plan de recuperación

El presidente, Julián Núñez, advierte de un posible retraso de 15 años en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en agua

El presidente de Seopan, Julián Núñez.
El presidente de Seopan, Julián Núñez.

Crudo escenario sobre las políticas de este país en materia de aguas el que ha expuesto esta mañana el presidente de Seopan, Julián Núñez, durante su intervención en la jornada “Realidad y Futuro del sector Agua en España”. Desde su punto de vista, se está perdiendo el tren de los fondos europeos del programa Next Generation para acelerar en el desarrollo de infraestructuras que entroncan directamente con el espíritu de la ayuda comunitaria. “Solo un 3,6% de las subvenciones consignadas por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (51.096 millones) para 2021 y 2022 van a proyectos de aguas, lo que se traduce en 1.850 millones”, ha lamentado, “creemos que la situación es reversible si se licitan obras necesarias antes de 2023”.

Núñez ha recalcado que si se sigue el actual ritmo inversor las actuaciones propuestas en el tercer ciclo hidrológico 2022-2027 no estarán ejecutadas hasta 2045, 18 años más tarde de lo previsto y sobrepasando en 15 años el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que marca la Agenda 2030. Entre 2016 y 2019 la inversión ha sumado los 4.400 millones, que es la media anual que debería ejecutarse en el próximo ciclo. De hecho, los proyectos a la vista han aumentado un 80% en volumen de inversión, respecto al segundo ciclo, por la baja ejecución de años atrás, lo que ha disparado el déficit inversor.

El nuevo ciclo hidrológico está presupuestado en 26.148 millones, de los que proyectos por 5.587 millones son de naturaleza básica o acarrean sanciones si no son adjudicados en el calendario previsto.

El agua es esencial en actividades con un peso del 18% en el PIB y el 72% del territorio español sufre estrés hídrico severo, ha recordado el representante del sector constructor. La apuesta en este tipo de infraestructuras viene desplomándose desde años atrás. La inversión media por habitante en protección del medio ambiente entre 2011 y 2019 fue de 24 euros en España, casi la mitad de los 40 euros del promedio europeo, según datos de Eurostat.

A falta de un mayor cauce de fondos europeos hacia esta tiología de infraestructura, desde Seopan se ha insistido en ofrecer inversión privada para acometer nuevos proyectos. Julián Núñez expone que las empresas españolas han contratado concesiones en el exterior en los últimos cinco años por 60.000 millones, de los que un 7,4% han financiado infraestructuras hidráulicas. Con experiencia y tecnología punta disponible, la asociación de constructoras cree que el sector podría participar en obras por 6.500 millones, el 68% de naturaleza básica, a cambio de tasas de descuento del 8% al 12%, en función del grado de transferencia del riesgo de demanda al operador privado.

Además de hablar sobre las necesidades de mejora en la gestión del agua, el presidente de Seopan ha reiterado que la Ley de Desindexación está lastrando las posibilidades de inversión privada en infraestructuras. La tasa de descuento del 2,4% para las concesiones contrasta con el 7,4% que el inversor demanda como rentabilidad mínima del capital en España.

Normas
Entra en El País para participar